• Spotify
  • Mapa Covid19

“Gastó” Zebadúa 40 mdp y aun así no hay agua

M de R / Berriozábal

Alrededor de 40 millones de pesos se invirtieron en el proyecto de agua potable para este municipio; sin embargo, se asegura que fue todo un fraude y un engaño por parte del actual alcalde, Joaquín Zebadúa Alva.

Habitantes de este municipio expresan en un amplio documento en poder de este medio de información que el edil de filiación Morena, ha actuado irresponsablemente al ejecutar esta obra que resultó un fraude, pues en menos de una semana y con un entierro de la tubería de 20 centímetros se construyó pero que de acuerdo con expertos en menos de un año o más la tubería podría explotar o deteriorarse.

Manuel Ramírez, Juan Saldaña, Euterio Gómez, Juan Francisco Hernández Calzada y cientos de firmas que respaldan al documento citado piden que el gobernador Rutilio Escandón Cadenas instruya a quien corresponda para que se investigue esta denuncia que va en perjuicio de la ciudadanía que ha sido engañada por Zebadúa Alva.

Cuando supuestamente entregó la obra el costo del agua incrementó de 30 a 120 pesos con el compromiso de que tendrían al menos dos veces a la semana el vital líquido; sin embargo, actualmente los sectores más vulnerables están padeciendo la actual situación de ausencia de este servicio, pero los recibos llegan en forma puntual.

Además exponen que lo realizado y el presunto acto de corrupción generado por Zebadúa Alva en torno al gasto de los 40 millones de pesos, debe ser investigado y que se aplique la ley a quienes hurtan los recursos del pueblo.

Al acudir al rancho conocido como “Rancho de paso Burro” para constatar la demanda de agua potable en Berriozábal, en efecto, en los últimos días aumentaron los viajes por pipas tanto que en varios pozos de la cabecera municipal ya no pueden suministrar a los piperos, los cuales tienen que bajar hasta el conocido rancho de paso burro para abastecerse.

En entrevista con los señores piperos, informaron a este medio de comunicación que esto podría traer graves consecuencias, ya que al no haber agua potable en diferentes pozos, los dueños que los abastecen del vital líquido les incrementan el precio de venta y por ende ellos se ven en la necesidad de hacer lo mismo.

“Tenemos varios viajes y tenemos que bajar hasta acá, por que ya casi no hay en Berrio”, señaló uno de los piperos.

La demanda de agua potable se debe a que varios barrios de la cabecera municipal y aledaños reportan que no se les ha suministrado el vital líquido por tubería, donde varios habitantes reportan que no tienen agua hasta en un periodo de dos meses.

La verdad es que Berriozábal sigue sufriendo del vital líquido y es un tema que hasta el momento no se ha podido resolver al 100 por ciento.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.