• Spotify
  • Mapa Covid19

Arte y Cotedianeidad

Cuídese

Jorge Alberto Rincón Acebo jorgearinconacebo@gmail.com

¡Cuídese, doña María: el primo de su difunto esposo, Atanasio Noñatsac Arerraf, está iniciando un juicio de despojo de sus tierras.
¡El muy flojo!
La situación económica de doña María despertó el ansia masculina.
Al no poderla matrimoniar, surgió pariente lejano de su difunto marido, quien por la ley de dios o usos y costumbres, debe poseer la heredad.
Al no quererse casar, apareció con un testamento supuestamente redactado a mano por el muerto, diciendo que el heredero para todo hay quien se alinie, creándole soberano problema a Doña María.
Eso enseña el apropiamiento de los bienes despertado por la guerra para obtener los bienes del contrario, su trabajo a través de su sojuzgamiento. El cuidado dado por las madres, es una escuela de asueto para los pudientes. Ser hidalgo no significa poseer medios de vida.
La apropiación se ha realizado a través del envío de los hijos a ser caballeros andantes, militares, soldados de paga, padrotes, ladrones, superado por casarse con una herencia no con una mujer, ante la posibilidad de apropiarse a través de la invención de una herencia o declarándola imposibilitada como Juana Trastámara “la Loca”.
Ese es un tema para comentar en el futuro.
Esto ocasiona en la actualidad, que tantos enfermos de gravedad en los hospitales, no pueden redactar su última voluntad en presencia de testigos, médico o enfermeras.
Para decidir a última hora su voluntad, sin temor a ser despojados.
Testamento Hialógrafo, redactado a mano, descrito en el Derecho romano.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.