• Spotify
  • Mapa Covid19

¿Es éste el rostro de Shakespeare?

infoabe

Si las evidencias sobre su fiabilidad prosperan, un retrato hasta ahora desconocido de William Shakespeare que por estos días está siendo vendido por su propietario anónimo mediante un tratado privado sin subasta, se sumaría a la exigua galería de imágenes del célebre dramaturgo encabezada por el Retrato Chandos, hasta la fecha la pintura más reproducida y validada sobre el autor de Romeo y Julieta.
Tan enigmática como su vida, un misterio que ha dado lugar a ficciones interesantes como la de la británica Maggie O’Farrell -que en su novela Hanmet se atreve a imaginar la vida cotidiana del dramaturgo-, el rostro de Shakespeare ha dado lugar a conjeturas de todo tipo: la ausencia de retratos, de hecho, ha funcionado para algunos analistas en paralelo a la teoría de que no sería el verdadero autor de su corpus creativo, bajo el argumento de que resulta inconcebible que alguien “simple” como él haya podido crear obras geniales como las suyas.
Ninguno de los retratos que se conservan son cien por cien fiables para determinar que pertenecen al autor de Macbeth, aunque hasta ahora el más verosímil para los investigadores ha resultado el llamado Retrato Chandos, generalmente atribuido a John Taylor, aunque su autenticidad no ha sido confirmada, lo cual no ha sido un obstáculo para que se convierta en la imagen más reproducida del autor.
Sin embargo, el Chandos -que toma ese nombre por haber pertenecido a James Brydges, primer duque de Chandos- no guarda ningún parecido con el busto del dramaturgo erigido en la iglesia de la Sagrada Trinidad tras su muerte ni con el joven Shakespeare de la cubierta del First Folio.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.