• Spotify
  • Mapa Covid19

Increíbles ensayos y artículos sobre músicos del siglo XXI

La música ya no es lo que era hace unos años y es que, como todo, ha ido evolucionando. Cada vez se produce más música comercial, música que tiene el propósito de vender, de triunfar en las plataformas digitales. Ya no se prioriza la composición musical, el uso de instrumentos y eso hace que, en definitiva, la gente actual tenga cada vez menos cultura musical. Esto no es bueno ni malo, de hecho, sigue habiendo gente que compone verdaderas obras de arte actualmente, aunque su popularidad no sea tan grande como la de los artistas que rompen records en YouTube o Spotify.

La música del siglo XXI

La gente que estudia música en un conservatorio o que se interesa por la música antigua desde el instituto, se da cuenta de lo repetitiva que es la música actual y lo poco rica que es. Esto no es culpa de los músicos, sino de los que consumimos música, que nos decantamos por una música más comercial que lo que se hacía en años atrás. Si quieres leer sobre una buena música actual puedes buscar ensayos de Selena Quintanilla, por ejemplo. Que la música clásica y el uso de instrumentos como base de una canción no tengan éxito en la sociedad actual se debe a que ya no gustan tanto, a que los seres humanos tendemos a lo más cómodo, a lo llamativo y eso es lo que consiguen géneros como el reggaetón o el trap.

Hay grandes artistas actuales, incluso algunos de los cantantes que hoy en día tienen éxito en las plataformas digitales se han visto obligados a cambiar el género al que les gustaría dedicarse por triunfar. El público quiere música rápida, música para bailar en las discotecas y no baladas tocadas con un arpa.

El pasado y el futuro de la música

En la época clásica de la música triunfaban obras de Mozart, Beethoven, Vivaldi y eran obras sin letra, únicamente instrumentos. A partir de 1900 las cosas empezaron a cambiar y comenzaron a tener éxitos los cantautores y los grupos de música, en los que se combinaban instrumentos y voz, a partes iguales, para crear una obra mucho más completa. En la actualidad, todo esto se ha tergiversado y con ayuda de software de modificación y entonación de voz, no hace ni siquiera falta saber cantar para poder ser exitoso en el mundo de la música. Basta con caer en gracia, tener un estilo un poco extravagante y utilizar letras con las que la gente se vea identificada. Las canciones que se adaptan a plataformas como TikTok, YouTube, Spotify o iTunes tienen mayor probabilidad de triunfar que el resto.

Existen grandes artículos y ensayos que explican la situación actual de la música y por mucho que expertos en la música culpen a los artistas por ir “a lo fácil” y no tratar de profesionalizar más sus canciones, la verdadera culpa, como ya se ha mencionado anteriormente, es del público, de los oyentes. Los conciertos de Bad Bunny se llenan, vende las entradas a cientos de dólares y aun así se vende todo en cuestión de minutos. Los artistas actuales han creado una comunidad de seguidores completamente masiva, cosa que no se conseguía con la música clásica en el pasado y mucho menos en la actualidad. Hay que entender que todo evoluciona y que la música también. Si eres de los que disfrutas de la música más instrumental, “más elaborada”, siempre podrás optar a ella, ya que siempre habrá artistas que la compongan, pero no puedes culpar al resto de los artistas por no hacerla, porque los artistas únicamente producen lo que el público les pide.

Conclusión

Hay que reconocer que la música ya no es como antes, es algo más que evidente, sin embargo, al contrario de lo que mucha gente piensa, lo música de ahora no es ni peor ni mejor que la de antes, simplemente es diferente y adaptada a las necesidades del público actual. Es muy difícil prever cómo será la música dentro de unas cuantas décadas, pero es muy probable que sea muy similar a lo que escuchamos en la actualidad: música de producción rápida, fácil de escuchar, pegadiza y que puedes escuchar a cualquier momento del día y en cualquier situación. Crear música tan adaptable tampoco es fácil y hay que darle méritos a los artistas actuales por hacer lo que hacen, aunque a muchos no les entusiasme. BIO: Robert Griffith lleva escuchando música desde niño y ha vivido toda la transición que esta ha experimentado en las últimas décadas. Entiende los cambios que ha sufrido la música y es que la gente ya no es como era antes, no tiene las mismas necesidades ni, por supuesto, los mismos gustos.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.