• Spotify
  • Mapa Covid19

La Esquina Rota

“Pleasure”

Francisco Félix Durán
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas
Las mujeres deberían tener más poder en relación a lo que les pasa en el trabajo

El mundo del porno está lleno de actrices que con la explotación de su cuerpo e imagen han enriquecido a grandes productoras, sin que ellas se vean beneficiadas de igual manera, tal es el caso de Mia Khalifa, quien a sus 21 años incursionó en la pornografía y sus videos han sido difundidos desde el 2014, generando sumas millonarias de las cuales ella solo recibió un cheque por 12 mil dólares.
En ese contexto, ¿qué se necesita para convertirse en una estrella porno? Esta es una cuestión que surge en la película “Pleasure” y la respuesta es hacer todo, eso incluye personas, objetos, situaciones y fetiches, incluso cosas que nadie reconocería disfrutar públicamente, pero que el enorme número de reproducciones demuestran lo contrario.
Este filme dirigido por la directora sueca Ninja Thyberg, nos cuenta la historia de Linnéa, que a sus 19 años finge irse como becaria de Suecia a Estados Unidos, con el sueño de convertirse en estrella porno y ser una chica “Spiegler”.
Para conseguir esto último, debe hacer todo lo que se le pida por más grotesco, doloroso y humillante que sea, además de lucir siempre bien y cómoda en las escenas, así como contar con un gran número de seguidores en redes sociales.
Linnéa, que adquiere el nombre artístico de Bella Cherry, nos muestra con una actuación muy audaz por parte de Sofia Kappel, que en este negocio hay mujeres que disfrutan su labor y que no poseen un pasado atroz, encontrando su nicho de mercado en ser sumisa y en los videos hardcore, pero siempre existe cierta línea que señala si está bien seguir o desistir.
Es así como Bella comienza a entender las limitantes patriarcales del negocio, en donde las productoras solo contratan actrices con representantes, sesgando su libertad laboral y económica porque todos se llevan una tajada de ellas, por lo que reflexiona que “las mujeres deberían tener más poder en relación a lo que les pasa en el trabajo”, libertad que quizás brindan las nuevas plataformas como Only Fans.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.