• Spotify
  • Mapa Covid19

Notre Dame muestra sus secretos medievales

Un sarcófago de plomo y unas delicadas manos de piedra tallada: las entrañas de la catedral de Notre Dame de París, abiertas durante las obras de reconstrucción, han dejado al descubierto importantes restos arqueológicos que podrían remontarse al siglo XIV.
Los vestigios fueron hallados justo en el cruce del transepto con la imponente nave del templo gótico.
Notre Dame sufrió un incendio que derrumbó toda la estructura del tejado el 15 de abril de 2019, y como parte de los trabajos de reconstrucción se tiene que instalar un enorme andamio de unos 100 metros de altura en ese cruce.
Ese andamio servirá para reinstalar la aguja del templo.
Fue para garantizar la solidez del suelo, unos 100 m2, que se iniciaron las excavaciones.
Esas pesquisas han puesto al descubierto todo un entramado de calefacción subterránea, del siglo XIX. Entre esas canalizaciones, hechas de ladrillo, apareció el sarcófago antropoformo, cuyo plomo aparece deformado por el peso de la tierra y las piedras, constataron los periodistas.
A pocos metros, a los pies del coro de Notre Dame, los arqueólogos trabajan intensamente para desenterrar otro hallazgo de gran valor: los restos de un antiguo jube o coro alto.
El jube era un coro de piedra, ornado de figuras esculpidas, que durante siglos separó el coro del resto de la nave. El de Notre Dame fue construido hacia 1230 y destruido a principios del siglo XVIII

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.