• Spotify
  • Mapa Covid19

Papel, tinta y verso…

Enrique Flores Amastal Ciudad de México

Inventaste el pensamiento
Mujer, inventaste el pensamiento
para que yo te pensara,
para que no te escribiera,
para crear una ilusión
y naciera la necesidad
de soñarte.
La realidad, esa parte
abismal de lo posible,
donde eres rutinaria
como un objeto cotidiano,
donde por más mascarillas
que uses, tus ojos son los mismos,
no hay sorpresas,
solo lucha despiadada por sobrevivir.
El pensamiento, te recrea,
pone en mis manos los utensilios
y el ensueño para hablarte
es el único camino
para hacerte posible.
El poema es uno
I
El poema es UNO,
universal y profundo,
el poeta elije las tonalidades
para develar el misterio.
Su camino es circular
siempre iniciando o llegando
a ningún lugar.
Pegado a la piel está el universo
con sus estrellas,
planetas y cometas,
con aquellas profundidades
como el sueño.
El universo es la absoluta
soledad creativa
de aquel quien nos sueña.
Por eso el poema es UNO
universal y profundo.
II
Con el pensamiento,
con la fantasía
quiero tocarte,
ser el objeto de tu mirada,
de aquella profundidad
que tiende el camino a tu cuerpo.
Hacer el amor y vivir
la fragancia que despide tu piel
después del encuentro.
Solo así comprenderé
el porqué de tantos desvelos.

Enrique Flores Amastal

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.