• Spotify
  • Mapa Covid19

“Teatro Dinámico Educativo”, de Sonia Zenteno

Luis R. Gordillo
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas
Una herramienta eficaz para que docentes y alumnado vivan la experiencia del aprendizaje, es la propuesta de la maestra Sonia Luz Zenteno, quien derrama más de diez años de experiencia en las páginas de este libro, próximo a editarse.

Mostramos con orgullo esta primicia a nuestro apreciable público lector, pues en breve se contará con la impresión de tan novedoso manual con alrededor de 200 páginas, que incluye puestas en escena para desarrollar en el interior del aula.
La intención de Teatro Dinámico Educativo, no es la de hacer teatro infantil, pues este se dirige específicamente a un público espectador. Más bien y en palabras de la autora, es “proporcionar al alumno un espacio lúdico donde se ejerciten con gran libertad sus capacidades de expresión y comunicación, pero siempre teniendo al juego como motivación principal”.
Esencialmente con alumnos de nivel Primaria como público meta, la maestra Zenteno abona a vivir la experiencia del teatro escolar como parte del proceso de aprendizaje: “Teatro escolar es un grupo de alumnos jugando al teatro; jugando a producir ese momento mágico donde la abstracción de la realidad da paso a un mundo de imaginación, espontaneidad y creatividad, a través de historias y personajes que transmiten ideas y sentimientos”.
Don Chico que vuela, Las momia analfabeta, El sueño de Macario, Perlimplín enamorado, Cada oveja con su pareja, Estampas de la revolución y Diez de mayo, son ejemplos de algunas obras breves que contiene Teatro Dinámico Educativo.
La magia del teatro no está solo en los fantásticos efectos especiales que se pueden producir en un escenario dotado de tecnología, sino en el efecto que tiene en quien lo vive. Para hacer teatro, no se necesita de instalaciones especiales. Lo que se requiere es imaginación. Y el efecto que tiene en las personas es, como todo arte, formativo.
“El Teatro Dinámico Educativo es una estrategia para que el individuo se apropie de los valores y pueda generar cambios positivos en su vida, logrando con esto una mejor sociedad, libre de violencia”, sostiene la experimentada maestra.
“La trasformación de una sociedad se logra mediante la apropiación de valores como el Respeto, Empatía, Responsabilidad, Voluntad, Honestidad, Compasión, Amor, Perdón, Gratitud”, concluye enfática.
Sin duda, el teatro es una excelente vía para enseñar estos valores a una generación que está en pleno proceso de formación. Y personas con valores, es justo lo que nuestra sociedad necesita con urgencia, para vislumbrar un futuro mejor para esta niñez y juventud que más adelante, dirigirá los destinos de nuestra ciudad, estado y nación.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.