• Spotify
  • Mapa Covid19

Una Ventana Literaria

María Guadalupe Hernández Jiménez

Un espacio dedicado a la Asociación de Escritores y Poetas Chiapanecos, A.C.

Jorge Éver González Domínguez aepchchiapas@alex

VENENO

Sabía que no podría ser, pero soñé neciamente con una conclusión dichosa y al final, como era de esperarse, se convirtió en una tragedia. ¿Deberíamos simplemente bajar el telón?
Demasiada actuación por parte de los dos, jugando a las atrapadas sin saber la finalidad. Duele pensar que entraste a mi mundo, lo destruiste y te proclamaste rey; lo hiciste a tu modo, sin esperar respuestas. Y duele más porque dejé que lo hicieras, dejé que me destruyeras, pensando erróneamente que era amor, dejándome ir al ritmo de tus palabras y como si fueras víbora mortífera, desgastabas mis oídos con tu complaciente juramento. Como si fuera esencia de vainilla escupías dulces palabras, me adormeciste hasta el alma, me hiciste creer que me amabas y tontamente me dejé atrapar en tu esencia de vainilla, de tan dulce olor y tan amargo sabor.
Vuelvo a preguntas iniciales: ¿qué es el amor? No creo que sea destrucción, suelen decir que el amor es sufrir, espero que no. No es hermosa ni dulce la descripción anterior, solo es como la vainilla: de agradable olor pero de amargo sabor, me embriagaste.
¿Debería simplemente bajar el telón?
Cansada de la vainilla repugnante, me di cuenta de que, aunque no estés aquí puedo seguir, dejando de ser presa del juego que comenzaste.

“Tanto amor, para nada”.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.