• Spotify
  • Mapa Covid19

Y ahora…

Dr. Jorge Alberto Rincón Acebo Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

¿Por qué la estupidez humana se aferra en perder el tiempo en noticias y no en preservar su salud?

Concatenado en las redes, se promociona que el empresario Elon Musk refiere: “La humanidad es un programa informático de una civilización avanzada”. ¿Existirá esa posibilidad de habitar la tierra matriz? La idea no es inédita, los hindúes expresan: “Somos idea o suspiro en la esencia de Brahma (evolución o desarrollo’)”. Calderón de la Barca escribió “La vida es sueño”, aún seamos entes materiales, evadimos la toma de conciencia de la finitud y fragilidad biológica. Recuerde: la mayoría de las noticias son ficticias, no se escribe realidad. Sirven para atraer la atención, lo cierto -por repetitivo- llega a ser aburrido.

Niños y jóvenes se enferman y agravan, no solo son portadores y transmisores virales.

Regresar a clases “no es seguro”. No regresar, es imposible.

La incertidumbre aumenta con la falta de interacción infantil, coadyuvado por el aislamiento del Covid.

Cuando se vislumbra que acudirán a clases, ¿se llegará al olvido o desidia?

Apostando a que la vacuna es efectiva y erradicará la pandemia reduciéndola a casos aislados, se busca inmunizar a los niños. Fuente irreductible de transmisibilidad. Vehículos incapaces de comprender la magnitud de producir un daño irreversible y mortal.

¿Acaso te refieres a los adultos? Si les explicaras a los infantes a diario, tres veces, comprenderían. Los niños, su deber es aprender, para sobrevivir. Trasmiten porque no hay quien los despoje de la falsedad. Ignoran porque los adultos así lo deciden, que quien se daña permanentemente, no se recupera. Se debe comprender que no se reencarna, los muertos no reviven, no se transforman en zombies o vampiros.

Regresar a la escuela “no es seguro”. La historia natural de la enfermedad, indica que tenderá la infección a degradarse causando menor mortandad. Comparada con la epidemia de gripe española de hace cien años, es muy pronto para que así suceda.

¡No por tanto repetirlo se hará realidad!

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.