• Spotify
  • Mapa Covid19

Celia Malda

Carlos Castro

Darío Delgado

Con ochenta y dos años de vida y cincos hijos, la empresaria chiapaneca, Celia Malda, nos compartió en exclusiva su trayectoria laboral y valores personales que ha inculcado su familia durante los años. También, nos expresó su cariño por Chiapas y el gran corazón humano que la caracteriza para ayudar a los demás.

¿Quién es Celia Malda y de dónde es originaria?

Celia Malda es una empresaria originaria de Villahermosa, Tabasco, creció en el pueblo de Simojovel, Chiapas, lugar donde estudio hasta sexto grado de primaria, a pesar de su baja escolaridad ha representado al estado de Chiapas, uno de ellos fue ser presidenta del Centro Empresarial de Chiapas S.P. afiliado a Coparmex, la primera mujer en la entidad que ocupa este cargo.

¿Qué valores le ha inculcado a su familia durante los años?

Mi madre supo que algún día tenía que emprender el vuelo, ella fortaleció desde niña mi espíritu y mis alas, de mí dependería volar tan alto como yo quisiera, su ejemplo para mí fue una universidad. Hoy que los años han transcurrido se claramente que utilizo para fortalecer como mencione mi espíritu y mis alas, fue una maravillosa composición que se llama valores. Los valores son para el espíritu como los colores para el alma y al igual que el arcoíris lo componen una gama de tonalidades, en ellas se encuentra la gratitud, el amor, la fe, la honradez, la justicia, la equidad, la honestidad, la disciplina, la caridad, el respeto, la puntualidad, la verdad, la responsabilidad y muchos más. Los mismos que me inculcó mi madre le he inculcado a mi familia, y con ellos convivimos diariamente.

“Todos somos capaces de llegar hasta donde seamos capaces de ambicionar”

Celia Malda

¿Cuáles son sus pasatiempos favoritos?

Me gusta estar actualizada en la vida política, social y económica de mi país y del mundo, me gusta leer, cocer, disfruto mucho los trabajos manuales, como confeccionar ropa para mis nietas, la jardinería, y organizar mi casa.

¿Cómo inició su trayectoria empresarial?

A la edad de 30 años quedé viuda con cuatro hijos pequeños. Por patrimonio mi esposo dejó una finca cafetalera que sin tener conocimiento del cultivo del café la administré, logrando tener la mayor producción. Al mismo tiempo que atendía la finca abrí una boutique en un área de mi casa, negociando importación de ropa con los mercados de Nueva York. Durante 20 años viajé a esa ciudad, la número uno en el mundo de la moda, lo que me colocó tener la boutique más exclusiva, mientras tanto, la finca llegó a ocupar el primer lugar por hectárea producida de café en la zona, llegué a exportar directamente mi café a los mercados internacionales. En esa época fui delegada de la Asociación Mexicana de Productores de Café de la Región el Ámbar de Simojovel, al mismo tiempo formaba parte del Consejo de la Confederación Mexicana de Productores de Café hasta que llegó el día en que campesinos de la zona  invadieron mi finca y al darme cuenta la situación tan difícil tomé la decisión de suspender las nuevas inversiones y con el deseo de seguir trabajando, inicié mi proyecto más ambicioso, el Hotel Arecas, logrando tener el porcentaje mas alto con mayor ocupación. De esta manera empezó mi trayectoria empresarial.

¿Cómo ha sobrellevado los cambios empresariales en la actualidad?

Mi experiencia en todo mi entorno empresarial, es que detrás de cada empresa se superaron muchos obstáculos con valores, pasión por lo que hacía y trabajando incansablemente. En el ramo del hotelería han sido varias estrategias que tuvimos que aplicar para rescatar a nuestra empresa de una quiebra, las decisiones que se tomaron fueron en su mayoría acertadas, las que nos permiten seguir operando con crecimiento.

Como mujer en el mundo empresarial, ¿cuáles fueron los retos que enfrentó?

Los mismos que enfrentaron los hombres, con la gran diferencia de que yo tenía un reto más, ser la responsable de la formación integral de cinco hijos. El proceso de emprender de construir mi negocio implicó trabajo duro, compromiso y persistencia.  Cuando una se enfrenta a este tipo de desafíos hay que utilizar el arte de la delegación y la gestión del tiempo. Recordar que el género, la edad, la raza, la religión, o las creencias personales, no son un criterio para el éxito lo importante es tener un buen plan y estar decidido a triunfar incluso ante el fracaso.

¿Cómo fue su paso por la Coparmex?

En mi vida personal COPARMEX fue la universidad que por razones económicas de la familia no me fue posible realizar. Por mayoría de votos me eligieron presidente del Centro Empresarial de Chiapas Sindicato Patronal, por lo que me retiré temporalmente de la empresa, había llegado el momento de servir a mi comunidad, fue la mejor etapa de mi vida a la cual le dediqué todo mi tiempo y mi esfuerzo, participando activamente en la vida política sin preferencias de partido, en lo social, económica y cultural del estado de Chiapas y México. Quiero enfatizar que tuvimos una relación de mucha armonía y comunicación con el gobernador del Estado, Roberto Albores Guillen, lo que nos permitió trabajar juntos en proyectos que eran de mucho beneficio para los empresarios y gobierno, dándonos a las organizaciones empresariales su reconocimiento por ser los generadores de la economía del estado.

Siempre he pensado que servir a la humanidad es la mejor obra de una vida.

¿Qué necesita Chiapas para tener un mejor desarrollo?

Gobernantes que amen la tierra que los vio nacer, que la federación no solo vea a Chiapas por sus votantes que representa. Es urgente hacer alianzas con la iniciativa privada para proyectar nuestra economía con toda nuestra riqueza turística y agropecuaria. Urge terminar la infraestructura del estado, necesitaría un espacio muy amplio para plasmar en una hoja la gran tarea pendiente para desarrollar a este rico estado.

¿Cuál es su clave del éxito?

    Actuar con todos los valores ya mencionados. Haber trabajado siempre sin perder la misión de dejar la huella de inspirar, haber fijado metas y en cada una de ellas librar una batalla trabajando con pasión para lograr mis objetivos. En varias ocasiones tuve caídas y de cada una saqué una experiencia.

¿Qué consejo les comparte a los jóvenes?

La tecnología en general avanza con mucha rapidez y la preparación sin duda, es un arma imprescindible para el mundo laboral de hoy, debido a que cada vez es más competitivo. Mi consejo para los Jóvenes es que estudien, que se preparen al máximo y que la carrera que elijan sea por vocación.

¿Cómo ve a Chiapas en un futuro?

En mis 52 años de trayectoria empresarial lo veo con profunda tristeza. He vivido la decadencia de un estado que fue un potencial agropecuario y turístico, con grandes reservas para crecimiento. La inseguridad turística ha sido el mayor obstáculo para que visiten Chiapas, la inseguridad en la tenencia de la tierra sumado a la falta de estímulos al campo son males que siguen afectando al estado y añadiéndole a este la baja escolaridad de la población y el crecimiento demográfico, mis expectativas son de pronóstico reservado. 

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.