• Spotify
  • Mapa Covid19
Reproducir vídeo

Daniel Sánchez
Diario de Chiapas
Una vorágine de emociones fue el regalo que nos brindó el Gran Premio de Singapur, carrera en donde el madrileño Carlos Sainz Jr. se alzó con el triunfo gracias a una actuación magistral. El fin de semana ha sido de olvido para Red Bull. Tanto Verstappen como Checo fueron capaces de colocar su monoplaza entre los primeros 3. Lando Norris y Lewis Hamilton finalizaron en el podio tras una batalla encarnizada en donde cualquiera de los cuatro punteros tuvo la oportunidad de consagrarse victorioso hasta la última vuelta. George Russell, quien llegó a ser el segundo favorito para subirse a lo más alto del podio, vio evaporadas sus esperanzas tras chocar contra el muro en el último giro de la carrera. La carrera dio inicio sin demasiados cambios. Carlos Sainz lideraba frente a Charles Leclerc mientras los Mercedes y Norris disputaban las primeras posiciones. Red Bull comenzó la sesión con una estrategia diferente al resto, apostando por un stint más largo y remontando posiciones desde el medio del pelotón. La emoción fulguró cuando salió el primer coche de seguridad de la carrera, provocado por el Williams de Sargeant. Todos los pilotos ingresaron a pits mientras los hombres de la bebida energética se mantuvieron en pista, hecho que los volvió vulnerables debido a la superioridad de neumáticos de los demás equipos. Tras el relanzamiento de la carrera, Max Verstappen y Checo Pérez se vieron superados por los demás equipos, siendo rendimiento a diestra y siniestra y mostrando una situación totalmente opuesta al dominio que habían mantenido a lo largo de la temporada. Al frente de la carrera,George Russell se mantuvo a la caza de Carlos Sainz por el primer lugar y parecía que el español tenía la victoria en la bolsa, pero la situación daría un giro inesperado en las siguientes vueltas. El Alpine de Esteban Ocon se detuvo en la recta principal y fue motivo suficiente para desplegar un coche de seguridad virtual. Mientras los Ferrari y Norris continuaron pista durante el altercado, Ambos Mercedes decidieron entrar a pits, sacrificar posiciones y montar el neumático medio. A pesar de encontrarse a más de 14 segundos de Leclerc, Russell no tardó mucho para rebasar al monegasco y se perfiló como serio candidato para obtener la victoria. Tras múltiples vueltas por detrás de Norris y Sainz, George Russell terminó estrellándose en una de las barreras y así Carlos Sainz pudo cruzar la línea de meta como primer lugar sin mayores complicaciones.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *