• Spotify
  • Mapa Covid19

Editorial

Reproducir vídeo

PAN está cavando su tumba; Marko no quiere dejar el poder

Tras bambalinas, nos enteramos que el dirigente del Partido Acción Nacional, Marko Cortés, no es tan caballero cuando se trata de dirigirse a una mujer, y vaya que a la que gritoneó era una muy especial, la candidata de la coalición que perdió las elecciones presidenciales, Xóchitl Gálvez.

La aspirante del PAN, PRI y PRD, dijo a varios medios de comunicación que la noche del 2 de junio, cuando conoció el resultado abrumador de la contienda electoral, por decisión propia, sin consultar a ninguno de los líderes partidistas, le marcó a Claudia Sheinbaum para felicitarla por su triunfo.

Este reconocimiento reflejado en lo abultado de la votación, precisó, no quiere decir que no haya habido una elección de Estado, preparada desde años atrás, misma que la oposición, también reconoció, no pudo contraatacar. Xóchitl por ello presentó el jueves una denuncia ante el INE para que se siente precedente que no debe haber más intromisiones de las instituciones gubernamentales en una elección de semejante relevancia.

En realidad, el bochornoso suceso que relató la ahora senadora, tiene muchas lecturas y la primera de ellas es que, aunque en el fondo Marko Cortés haya tenido razón en molestarse por la llamada, la propia ex candidata lo exhibe como un hombre que fácilmente pierde los estribos, y ello, para una figura pública, es muy negativo.

Que Marko se haya manifestado como “pocas pulgas” también manda el mensaje que al frente del partido Acción Nacional se encuentra un sujeto que su fuerte no son las buenas maneras para darle trámite a los problemas ni a la solución de éstos. La que fuera candidata presidencial lo sufrió en carne propia y ello no es nada alentador cuando se trata de que en México las estadísticas de atropellos contra el mal llamado “sexo débil” son escandalosas como el episodio que narró la originaria del estado de Hidalgo. 

Con este espectáculo mediático, pierde el dirigente panista, más ahora que ha confirmado la intención de que se lance la convocatoria para elegir al nuevo o nueva dirigente de Acción Nacional. Aunque no lo ha dicho, todas las evidencias indican que quiere reelegirse, y de darse esta maniobra, el PAN estaría cavando su tumba.

“Los hombres tienen que aprender a manejar su masculinidad. Muchos creen que, gritando, que, ofendiendo a las mujeres, resuelven los problemas. Yo creo que también los hombres tienen que entender que las mujeres ejercemos la política de una manera distinta y, en mí, lo correcto era felicitar a Claudia, no lo dudé”, relata en su entrevista Xóchitl Gálvez Ruiz.

Al darse a conocer este episodio negro del dirigente es indudable que el partido tiene que renovarse, hacer un viraje de 180 grados en sus postulados y una de las principales, es abrirse a la sociedad, hacerla coparticipe, y en este proceso, no cabe duda que la misma Xóchitl Gálvez será una pieza fundamental para volver abrir conciencias de aquellos que se encuentran decepcionados de la forma en que los partidos han “hecho política”.

El que haya mencionado que por lo menos los fines de semana se dedicará a recorrer el país para conocer más de fondo lo que el pueblo mexicano añora, debe ser una señal que envía a las estructuras del gobierno para decir que se prepara como una opción para el 2030.

En 2006, cuando el hoy presidente perdió las elecciones presidenciales, y también en 2012, nunca dejó de hacer sus recorridos por todo el país y esto lo llevó a la postre a ganar de manera holgada la presidencia de la República, 18 años después.

El anuncio de Xóchitl no preocupa en este momento al partido en el poder, pero no debería de descuidar el tema, porque en las primeras giras que haga al interior del país, se conocerá en qué percepción la tienen sus seguidores después de la derrota.

Este será el termómetro para conocer qué podría seguir en la vida política de la ex candidata, a la que millones de mexicanos aún no dan crédito al resultado electoral.

Por lo pronto, a reserva que haya aclaración de paradas, el que pierde es Marko Cortés y de refilón daña la de por sí deteriorada imagen del partido celeste. Los comentarios en redes han reventado al dirigente y la mayoría le da la razón a la ex candidata, de comportarse a altura de una situación que, aunque muy difícil de reconocer, le sirvió para mostrarla como una mujer que privilegia el razonamiento lógico en una situación muy adversa

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *