• Spotify
  • Mapa Covid19

Apertura al gas LP

El gas LP se emplea también en otros sectores, aunque en menor proporción: servicios, autotransporte e industrial, principalmente.

Francisco Mendoza / Diario de Chiapas
La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), ha señalado en diversas ocasiones la falta de competencia en el mercado del gas LP, que se caracteriza por la concentración en pocas empresas y las altas barreras de entrada, es un problema que afecta a los hogares de menores recursos.
Ante esta situación, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) coincide con la necesidad de gas LP a mejores precios para los hogares mexicanos.
No obstante, considera que la mejor manera de lograr ese objetivo no es mediante la creación de una nueva empresa que se financie mediante recursos públicos y la eventual implementación de precios máximos, sino a través de la promoción de mayor competencia en el mercado.
De otra forma, se afectarán las finanzas públicas al distraer recursos que podrían emplearse en proveer mejores servicios de salud, educación, entre otros.
La posible creación de una distribuidora de gas LP del estado, que hasta ahora ha pasado un año sin que el proyecto se concretice; no solo no resolvería el problema, sino que añadiría presión a las finanzas públicas, ya que el mercado se concentraría en un solo jugador que desplazaría a los participantes privados al ser la única con los recursos suficientes para poder vender gas LP a precios menores que su costo real, tal concentración monopólica tiende a prestarse a un uso clientelar.
A diferencia del gas natural que se encuentra en yacimientos, el gas LP se obtiene como subproducto del proceso de refinación del petróleo o del mismo gas natural.
Aunque este insumo se produce en forma de vapor (gas), es licuado mediante un proceso de compresión y enfriamiento para convertirlo en un líquido para su distribución.
Tener un mercado competitivo de gas LP es fundamental para los hogares del país. La industrialización y el crecimiento de la clase media durante las últimas tres décadas se reflejan en un tránsito de combustibles altamente contaminantes -como la leña- hacia un mayor consumo de gas LP. De acuerdo con datos del Inegi, el 76% de ellos utiliza el gas LP como principal combustible para la cocción de alimentos y el 36% lo emplea para calentar agua. Además, el 31% del consumo total de energía del sector residencial en México corresponde a gas LP.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.