• Spotify
  • Mapa Covid19

Cada peso condena a más menores

Marco Alvarado / Diario de Chiapas
Según la identificación del riesgo, a partir de los 12 años es cuando más expuestos están los menores, sobre todo en las poblaciones indígenas, a ser empleados indebidamente en las calles de los centros urbanos.
“Por eso el llamado es a la población, a que seamos sensibles respecto a que cuando entregamos dinero o compramos a un niño o niña en la calle, estamos beneficiando a un adulto que se aprovecha de ellos”, opinó David Zamora Rincon, secretario de Economía municipal.
En el caso de Tuxtla Gutiérrez, comentó que hace falta trabajo en los municipios indígenas para atender el fenómeno desde el lugar de origen, porque aunque muchas de las familias lo vean como algo normal, no es así.
“Hemos visto en el trabajo en conjunto con el DIF, que en muchos de los casos que vemos de niños y niñas en los bulevares, expuestos al sol, al riesgo, hay un adulto que se beneficia, desde la sombra, de la mendicidad que hacen estos menores”.
Por ello pidió a la población que no contribuya con este problema, y que mejor denuncien este tipo de casos al DIF municipal, para ayudar a terminar con el trabajo infantil en las calles de la capital.
“Hace falta la corresponsabilidad de los ayuntamientos indígenas para evitar que esto siga pasando”, destacó.
Comentó que aunque un estudio a nivel estatal ubicó a Tuxtla Gutiérrez como una ciudad de “bajo riesgo” para el empleo infantil en el sector empresarial, al ser el centro de población más grande de Chiapas, es un lugar atractivo para que las familias de municipios indígenas empleen a sus hijos, en muchos casos, a partir de los cinco años, un fenómeno que ha sido observado en aumento, y si continúa, es también porque estos menores reciben monedas que terminan en las manos de adultos.
La Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2019 estimó que en México 3.3 millones de niños y niñas de cinco a 17 años se encuentran en condiciones de trabajo infantil; esto representa una tasa de 11.5 por ciento.
Mientras que de la población de cinco a 17 años, 73 por ciento, es decir, 20.8 millones, participan en quehaceres domésticos y 5.3 por ciento, 1.5 millones, realiza quehaceres domésticos en condiciones inadecuadas.
Mientras que del total de niñas, niños y adolescentes en condición de trabajo infantil, 1.8 millones se desempeñan en una ocupación no permitida, 262 mil realizan alguna ocupación no permitida y quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas y 1.3 millones realizan exclusivamente quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.