• Spotify
  • Mapa Covid19

Denuncian violencia institucional del INM 

Prometieron visas humanitarias y hasta ahora, como en otras ocasiones, no existe claridad en los compromisos adquiridos con el éxodo migratorio. 

Jeny Pascacio / Diario de Chiapas
El Colectivo de Observación y Monitoreo de Derechos Humanos en el Sureste Mexicano, denunció el riesgo al bienestar físico y emocional de las personas que integran la caravana que recorre la Costa de Chiapas. 
“Denunciamos la violencia institucional generada por el INM, al poner en riesgo el bienestar físico y emocional de las personas en la espera de la Forma Migratoria Múltiple (FMM)”.
El Instituto Nacional de Migración (INM) prometió trámites de regularización migratoria, particularmente la Tarjeta de Visitante por Razones Humanitarias (TVRH), sin claridad sobre los procedimientos y con entrega discrecional, señaló el colectivo. 
Migración debe otorgar documentos que constituyan una vía efectiva a la regularización migratoria, en condiciones que no aumenten el riesgo, evitando que las personas se expongan a condiciones precarias en la búsqueda y espera del documento migratorio. 
Las organizaciones que integran el colectivo argumentaron que es necesaria y urgente la información clara y veraz sobre los trámites de regularización migratoria ofrecidos a las personas. 
“Las instancias correspondientes deben garantizar el bienestar mínimo de las personas, como son asistencia humanitaria y atención médica, en particular a quienes tienen perfiles de alta vulnerabilidad”.
En este tenor pidieron directamente a la Secretaría de Gobernación, al INM, a la GN y a la Policía municipal y estatal el respeto a la integridad física y emocional de todas las personas migrantes. 
El grupo de personas que caminan en el éxodo migratorio está conformado por un alto número de familias con niñas, niños y adolescentes; además de mujeres embarazadas, personas adultas mayores, personas LGBT+ y personas con discapacidad.
Las por personas venezolanas son mayoría, además de diversos orígenes latinoamericanos y algunas personas caribeñas y extracontinentales de Haití, África y Asia. 
“Todas ellas salieron ante la falta de vías para la regularización migratoria y acceso al procedimiento de refugio en Tapachula. Las personas en Huixtla se enfrentaron a condiciones climáticas extremas, con necesidades de albergue, alimentación, agua, atención médica e insumos de higiene. Grupo Beta trasladó a las familias, aproximadamente mil 500 personas, a un albergue cercano; pero con exclusivo acceso a una plancha de cemento para la espera de la entrega de las FMM”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.