• Spotify
  • Mapa Covid19

Desayuno con causa

La Fundación dedicada a procurar la seguridad infantil, invita a la ciudadanía a este desayuno con causa para apoyar los gastos de los pequeños violentados.

Francisco Mendoza / Diario de Chiapas
Desde el año 2015, México ocupa el primer lugar en el mundo por abuso sexual infantil según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y según dato de la ECPAT International (red mundial de organizaciones de la sociedad civil que trabajan juntas para eliminar la prostitución infantil), nuestro país se encuentra en primer lugar mundial en producción y distribución de pornografía infantil, señaló Elena del Rosario Torres Villanueva, presidenta de la Fundación Internacional “Granito de Arena”.
En entrevista con medios de comunicación la líder de la fundación que procura el bienestar de los menores explicó que el abuso sexual infantil va en aumento; “y siempre lo estuvo y siempre lo ha estado, vivimos en una sociedad en donde no se les cree a las niñas y a los niños, una sociedad en donde si no se dice no pasó, pero la verdad es que pasa y pasa mucho”.
Indicó que el abuso sexual infantil no deja una marcha visible en los menores, sin embargo, estas marcas son conductuales en donde los infantes reflejarán temor a ciertos espacios y personas.
“Estas personas hacen valer el poder que tienen, manipulando a los niños, metiéndoles miedo, y los niños son muy inocentes, si una persona les dice voy a matar a tus padres si tú revelas esto, se lo creen”.
Dijo que, según estudios del FBI, son las fiestas del año dedicadas o enfocada a infantes como el día del niño y navidad, en donde más abusos sexuales a menores se dan.
“Inclusive en internet profundo, existen el famoso ‘Alice Day’, que es el Día de Alicia, que es como una alusión al cuento de Alicia en el país de las maravillas, siendo este un día de orgullo pedófilo, donde se alientan a violentar va niñas y niños en espacios públicos, en parques y demás, y es muy cercano al día del niño”.
Las casas son los lugares en donde más ocurren este tipo de actos, sin embargo, este tipo de acciones pueden suceder en cualquier parte, y con las personas que menos esperamos que suceda.
Hizo ver que los niños que han pasado por este tipo de situaciones, no son víctimas sino sobrevivientes ya que nunca escogieron una situación como las que vivieron.
“No hay que etiquetar a todos como violados, como algo que te pusieran como una etiqueta sin valor, una lo que busca es dignificar al ser humano, más que hablamos de niños, como sobrevivientes, como personas en desarrollo y que tienen mucho que sanar”.
Las clases sociales no son un indicador para tener un parámetro de donde ocurre en mayor medida este tipo de actos de violencia sexual infantil, “a la fundación también llegan personas que pueden tener situaciones económicas más privilegiadas, sin embargo, llegan o más bien me localizan y prefieren no tener un expediente en la asociación, sino solamente que los vinculemos y que ellos vean a los terapeutas”.
Por otra parte, dijo, llegan pacientes de pueblos originarios, indígenas tzotziles, tzeltales que han vivido situaciones de abuso y que, por las costumbres de su propia población no pueden describir o decir lo ocurrido en su comunidad.
Invitó a la ciudadanía a participar en un desayuno con causa que se llevará a cabo el ocho de septiembre a las 09:00 am en el salón Glück, con un donativo de 400 pesos.
Lo recaudado será para que la fundación pueda seguir funcionando con la atención psicológica, medicamentos entre otros insumos, concluyó Torres Villanueva.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.