• Spotify
  • Mapa Covid19

Dos años de pandemia

Marco Alvarado/Diario de Chiapas
Una joven que había regresado de Milán, Italia, fue el primer caso confirmado de COVID-19 en Chiapas, el 1 de marzo de 2020.
El secretario de Salud estatal, José Manuel Cruz Castellanos, fue quien detalló que la joven llegó a territorio chiapaneco, y describió su caso como “sumamente asintomático, que no representa mayor problema en contagio, porque sus 14 contactos también hemos ido a identificarlos y todos están asintomáticos”.
Dos años después, en plena fase 3, más de dos mil 500 habitantes del estado se han contagiado con el virus SARS-CoV-2, según las cifras oficiales, y mil 082 personas han muerto como consecuencia de complicaciones derivadas de la enfermedad de COVID-19.
“Nos ha golpeado de muchas formas”, comentó Claudia Sánchez, al recordar los últimos 24 meses de la pandemia. “En la salud, en la economía, en los empleos, en muchas formas nos pegó fuerte, y todavía tenemos que seguir cuidándonos”.
Familiares y amigos están entre “sus muertos” por una pandemia cuyo manejo por parte de las autoridades es polémico al día de hoy, aun cuando ya se disponen de vacunas para proteger a la población.
Por su parte, Patricia Flores comentó que entre sus familiares son varios los que perdieron sus empleos y hasta negocios, tratando todavía de recuperarse, en un contexto económico que parece no mejorar.
“Claro que tuvimos muertos, conocidos que casi se fue la familia completa, pero también primos hermanos, tíos, a quienes ya no pudimos despedir”.
María Flores llegó a temer lo peor cuando uno de sus hijos pequeños enfermó y sufrió de alta temperatura; “me asusté muchísimo porque era peligroso llevarlo al hospital, o al menos así nos decían, entonces decidí que en casa los ayudaríamos y de alguna manera nos encerramos todos”. Hoy el niño está bien y forma parte, como reconoce, de un recuerdo en un momento de la historia del mundo que ha dejado un dolor inimaginable en diciembre de 2019, cuando millones festejaban la llegada del año nuevo.
Christofer, estudiante de topografía, opina que el mayor daño fue dejar las clases presenciales, porque pese a la utilidad de la modalidad en línea “al menos en mi carrera no es lo mismo, debemos hacer trabajo de campo y todo esto solo ha detenido muchas de las cosas que pensaba hacer”.
Isabel asegura que han librado bien estos dos años, aunque en su familia se contagiaron ninguno murió, tampoco perdieron sus empleos, y de alguna manera han sorteado las dificultades de la pandemia, solo que ahora se pregunta si está pronto el final y pueden volver a la normalidad que se vio interrumpida ocho semanas después de haber iniciado el 2020.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.