• Spotify
  • Mapa Covid19

Eucaristías especiales para recordar a víctimas del volcán Chichonal

Marco Alvarado/Diario de Chiapas
Al cumplirse 40 años de la erupción del volcán Chichonal este 28 de marzo, el Arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, Fabio Martínez Castilla, informó que estarán unidos en las eucaristías conmemorativas que se estarán celebrando en las parroquias de Chapultenango y Francisco León, actos en los que recomendó “pedir que el recuerdo de este acontecimiento nos ayude a asumir una constante cultura de prevención y cuidado”.
En aquella erupción fueron los habitantes de los municipios zoques los más afectados por la erupción; enclavado en la región montañosa de los municipios de Francisco León y Chapultenango, al noroeste del estado, este volcán de mil 60 metros de altura, erupcionó con violencia la noche de aquel 28 de marzo, marcando un hecho extraordinario en la vida de miles de personas y las poblaciones zoques que vivían en sus alrededores.
Para cientos de familias, esta erupción obligó a dejar sus hogares y formas de vida, otros murieron tratando de salvar sus pertenencias, mientras la montaña rugía y escupía material incandescente.
De acuerdo con el reporte oficial, fueron tres las erupciones que ocurrieron en aquella ocasión; 22 personas murieron y 93 resultaron heridas, pero según estimaciones, más de dos mil personas que habitaban en localidades cercanas al volcán murieron, alcanzados por la lava y el flujo piroclástico que arrojó la garganta del coloso.
Sobre este hecho, el clérigo recordó este evento en el norte del estado como “un triste saldo de muerte y damnificados, además de muchos desplazados que tuvieron que salir de sus comunidades para poner su vida a salvo”.
Durante su mensaje dominical, al término de la misa en la Catedral de San Marcos, Martínez Castilla comentó que los creyentes están por iniciar un tiempo litúrgico; “la Cuaresma es el tiempo privilegiado de la peregrinación interior hacia aquél que es la fuente de la misericordia. Una peregrinación en la que Él mismo nos acompaña a través del desierto de nuestra pobreza, sosteniéndonos en el camino hacia la alegría intensa de la Pascua”.
También dijo que el tiempo de la Cuaresma debe ser la oportunidad para seguir trabajando en la renovación de nuestra mentalidad, nuestros sentimientos y nuestras actitudes, de tal manera que podamos así construir una comunidad de hermanos en la reconciliación, la paz y la solidaridad fraterna, y hacer posible un desarrollo integral de las personas.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.