• Spotify
  • Mapa Covid19

Hepatitis prende alarmas

Itzel Grajales / Diario de Chiapas
La hepatitis aguda infantil, que está causando alarma en el mundo por su origen desconocido y su probable relación con el COVID-19, ya está en América Latina. En nuestro país, se reporta la muerte de un menor de edad en la Ciudad de México por un posible cuadro de esta enfermedad, y de al menos cuatro casos que se registraron como sospechosos.
La víctima, un niño de tres años de edad, originario de Tulancingo, Hidalgo, falleció la madrugada del miércoles en el Hospital La Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde estaba internado en espera de un trasplante de hígado.
Hasta la noche de este jueves, la Secretaría de Salud de Hidalgo aún no conocía los resultados de los estudios realizados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (INDRE), para confirmar o descartar si el niño padecía este nuevo tipo de hepatitis aguda.
El panorama global es preocupante por su rápida propagación: hasta el 15 de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) había contabilizado 429 casos en 22 países, mientras que tenía otros 40 en estudio.
El 75 por ciento eran menores de cinco años y el 15 por ciento debió ser internado en una unidad de cuidados intensivos; incluso se confirmó la muerte de seis niños por esta causa, mientras que 26 requirieron un trasplante.
Esta enfermedad aparece de forma abrupta, pero aún no tiene una causa identificada como las de tipo A, B, C, D o E. Incluso, se está investigando si tiene relación con un cuadro previo del virus COVID-19, que pudo haber permanecido en el intestino y luego haber provocado una infección posterior hasta inflamar severamente el hígado.
Para confirmar o descartar cualquier caso, las autoridades de la Ciudad de México presentaron el cuadro básico de síntomas de esta enfermedad: inflamación de hígado, coloración amarillenta de la piel, fiebre, diarrea y dolor abdominal.
Aunque no hay una forma clara de prevenirla y de que aún no hay contagios en Chiapas, la Secretaría de Salud del estado emitió una serie de recomendaciones, como lavar y desinfectar las manos de manera frecuente, especialmente antes y después de preparar alimentos, ir al baño o cambiar pañales; cubrir nariz y boca al estornudar o toser, de preferencia usar pañuelos desechables y tirarlos a la basura; evitar compartir alimentos, bebidas, cubiertos y platos; limpiar y desinfectar frecuentemente juguetes y objetos que puedan ser llevados a la boca, así como superficies de uso común.
Además, limpiar y desinfectar los espacios en los que se haya encontrado una persona enferma y evitar el contacto cercano con ella; consumir agua potable, y lavar y desinfectar los alimentos antes de prepararlos.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.