• Spotify
  • Mapa Covid19

El nuevo orden político-económico mundial

Carlos Matute González

El 09 y 10 de noviembre llevamos a cabo en el Instituto Mexicano de Estudios Estratégicos en Seguridad y Defensa Nacionales (IMEESDN), en el salón de actos de la Universidad del Ejército y Fuerza Área, el Seminario Internacional “Nuevo orden político-económico mundial. Opciones y alternativas para América Latina”, en la que se convocó a expertos en la materia de Argentina, Chile, El Salvador, España, Guatemala, México, Perú y Uruguay, organizado en seis ejes temáticos: el reordenamiento internacional, las potencias en la geopolítica, los desafíos para América Latina, el multilateralismo, el nuevo contexto internacional y las estrategias del futuro.

El Director del IMEESDN, el General Rafael Paz del Campo, señaló: “Es un hecho la revolución de la geopolítica mundial. Es un hecho una nueva percepción del tiempo, de la sociedad y de una nueva forma de pensar”.

¿Por qué analizar el nuevo orden mundial en México en un centro de estudios especializados que pertenece al sistema educativo militar e integrado con investigadores civiles? Simple y llanamente para generar una conciencia de la importancia de un pensamiento estratégico como garantía de un desarrollo integral y sustentable con una más justa distribución del ingreso y la riqueza en un régimen democrático con base en el crecimiento económico en condiciones de competitividad.

Las conferencias magistrales estuvieron a cargo de Silvia Giorguli (presidenta de El Colegio de México), Luis Solari (ex primer ministro del Perú) y José Miguel Insulza (Senador de Chile), quienes establecieron un panorama proyectado al 2050 lleno de oportunidades y simultáneamente adverso para América Latina por la cantidad de riesgos que enfrenta y la limitada visión estratégica de los gobiernos en constantes pugnas con la oposición y la sociedad civil.

Luis Solari destacó que un rasgo de los países desarrollados políticamente y con un alto bienestar individual y colectivo es que la sociedad civil tiene una importancia relativa mayor a las estructuras estatales que si bien son indispensables para una justa distribución del ingreso también pueden convertirse en un obstáculo para la generación de riqueza y el equilibrio político pluralista como garantía del respeto de la dignidad de la persona y los derechos comunitarios, de género e inclusión.

Silvia Giorguli dibujó el futuro con maestría desde la demografía. Si bien la evolución poblacional no es un factor fatal en desarrollo de los países, si lo condiciona e impone realidades que no deben desestimarse en una estrategia de seguridad nacional y de consolidación geopolítica. Los órganos del Estado y la sociedad civil en México en un mundo de 8 mil millones de habitantes deben aprovechar el bono demográfico y los flujos migratorios y elaborar políticas públicas intergeneracionales que permita anticipar las demandas de bienes y servicios públicos en los próximos veinte años para garantizar un mayor bienestar.

Gustavo Vega, investigador de El Colegio de México, hizo un análisis preciso de lo estratégico que resulta para nuestro país la intensa relación económica con Norteamérica sustituir a otras regiones del mundo en las cadenas de valor de la producción global por la recuperación de un peso importante de la geopolítica. La reubicación de empresas es una gran oportunidad para insertarnos como un factor indispensable del desarrollo de la zona que será la más rica en las próximas décadas y convertiros en un catalizador de una mayor integración latinoamericana.

Leonardo Curzio explicó la posición geopolítica de México en el mundo y el desarrollo reciente de su política exterior, en dos etapas en este sexenio, con sus aciertos y rezagos y expresó su convencimiento de que nuestro país es un país puede aumentar su presencia económica y política en el mundo con base en su pertenencia a Norteamérica si y solo si se diseña y aplica una estrategia coherente desde el gobierno con base en un amplio consenso.

Rolando Cordera, Sabino Bastidas y Jesús Gallegos expusieron los aspectos económicos, políticos y geopolíticos que condicionan el desempeño en el corto y mediano plazo para nuestro país e identificaron riesgos emergentes en un mundo polarizado y en un realismo político agresivo. Se hizo énfasis que hace un año ningún experto consideraba factible una guerra de alto impacto como la que estalló entre Rusia y Ucrania en febrero de este año.

Jaime Domingo López, presidente de la Comisión de Seguridad del CCE, estableció un marco de análisis para el nuevo orden político-económico mundial con base en una definición de la soberanía que “es la capacidad que tiene el poder nacional para garantizar un lugar geopolítico en el mundo y garantizar el orden y la democracia, la gobernabilidad democrática en un país» y dejó claro que la visión reduccionista de la misma, identificarla con la energía, es una torpeza estratégica.

En síntesis, los poderes hegemónicos están en proceso de reubicación y redefinición, mundo unipolar que proclamaba el fin de la historia ya es pasado y hoy, después de la crisis económica del 2008 y la pandemia, las incertidumbres aumentan, pero las oportunidades de insertarse en mejores condiciones en la geopolítica y la economía global son mayores para América Latina y, especialmente, México. Este tipo de seminarios internacionales contribuyen a entendernos como nación, sociedad y personas en un contexto internacional en reacomodo.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.