• Spotify
  • Mapa Covid19

MORENA, entre el ocaso y la supremacía. ¿2018 diferente al 2024?  

Comentario Zeta                                                    

Carlos Z. Cadena  

Hasta ahora el partido en el poder en México como MORENA, vive sus peores momentos en cada día que pasa, cada semana y mes y más peor cada año que  transcurra, porque nadie lo puede negar esas siglas del vino tinto, giran alrededor de una figura, que es la figura del Presidente Andrés Manuel López Obrador, primera vez que ocurre con un partido político en México, que un fenómeno partidista vaya de la mano con un liderazgo especial que se forjó  en 18 años (tres sexenios)  que fue lo que tardo López Obrador para lograr la Presidencia de México, que se la habían robado en las anteriores elecciones federales sexenales.  

Sin embargo, un fenómeno de esa dimensión partidista. MORENA va a vivir hasta que López Obrador siga fuerte en su liderazgo nacional, el termómetro de vida del partido vino tinto estará supeditado a la fuerza que tenga López Obrador, todo girara al poder Presidencial y en ese tenor MORENA medirá su verdadera fuerza, y habrá control al interior de este instituto político que apenas acaba de nacer y ya dio un ejemplo de Tsunami electoral con el propio Presidente López Obrador. Fue aplastante e histórico su triunfo electoral.   

Pero todo lo que sube baja y más cuando el poder partidista se concentra en la imagen de una sola persona que supo conocer el país, pues tuvo 18 años para recorrerlo y nunca más habrá otro personaje mexicano con las mismas características de López Obrador y que también “La mañanera” le ha ayudado en estos 3 años y 7 meses a sobrevivir ante la avalancha y alud de críticas y reproches de lo que el mismo ha expresado provienen de sus adversarios los conservadores o neoliberales. Si “La Mañanera” no existiera, ya no tuviera esa fuerza política el Presidente López Obrador, que lo ampara el haber hecho campaña electoral 18 años. ¿Dónde no ha de conocer toda la política nacional, si fueren 18 años de aprender la grilla politiquera del país?  

¿En resumen, ¿MORENA, llegara hasta donde la imagen de López Obrador ondee en lo alto en todo el país y todo dependerá también de que corcholata elija para que lo sustituya para el 2024?  

MORENA y la alianza “Juntos haremos historia”.  

Hasta ahora MORENA, no tiene adversarios partidistas enfrente, los mismos de MORENA,  podría ser los adversarios de los de MORENA, justamente por la euforia electoral que se está viviendo con los destapes de sus corcholatas, que por cierto había dicho López Obrador que no se metería en el proceso electoral federal rumbo al 2024, pero fue él que destapó a Claudia Sheinbaum, a quien considera su elegida, porque le ha levantado el brazo como nunca, después de los “destapes corcholateros”, destapó a Marcelo Ebrard, al caballo del Sur Adran Augusto López Hernández,  y al que no destapó fue a Ricardo Monreal, quien ya está en la jugada y son prácticamente los cuatro aspirantes más fuertes para ocupar la próxima Presidencia de México en el 2024.  

No hay un padrón a la vista de que va a suceder cuando los seguidores a nivel nacional de determinada corcholata electoral no sea el elegido o la elegida. Por ejemplo, si la elegida fuera siempre Sheinbaum, que pasaría con los seguidores de Ebrard o don Augusto o los de Monreal. Si queda Ebrard, que pasará con los que siguen a Sheinbaum que ya se sienten los amos de México. Una encrucijada de los mil demonios. ¿Ya el Presidente López Obrador se supone ya no se podrá meter para esos momentos al proceso electoral del país?  Sin embargo, lo que menos piensan los Morenistas o al menos nunca se han hecho la pregunta es ¿Irá a seguir la alianza “¿Juntos haremos historia”, entre Morena, PT y PVEM?  

Nadie podrá negar que MORENA, se ha “parado el cuello” desde el 2018 con el triunfo electoral del Presidente López Obrador, y todo estos 3 años y medio de gobierno, sin embargo, el triunfo del 2018 tuvo dos plataformas electorales más de suma importancia en México, el partido del Trabajo y el Partido Verde Ecologista de México, quienes también mostraron triunfos electorales en al menos dos gubernaturas del país, (San Luis Potosí y Quintana Roo)  casi ya igualando a Movimiento Ciudadano (Jalisco y Nuevo León) lo que deja al descubierto que la democracia o la nueva democracia no solamente la tiene MORENA cuyo apoyo electoral radica exclusivamente  en la figura Presidencial, pero nos preguntamos ¿ Y el día que no la tenga?.  

Pero eso nos lleva a otra pregunta: ¿Qué pasaría si el PT y el PVEM se saldrían de la alianza “Juntos haremos historia” dejando a MORENA solo? Porque no se puede negar también que MORENA ha sido “malagradecido” con el PT y el PVEM, porque solamente han sido “bocasola” con el triunfo del 2018, siempre hablan en primera persona de MORENA, nunca hablan reconociendo que el triunfo también fue del PT y el PVEM y fueron claves en el triunfo del Presidente López Obrador.  

Inclusive se habla a nivel nacional que son más consistentes las plataformas electorales a nivel del país del PT y el PVEM que del propio MORENA, cuyos enemigos son ellos mismos, porque se disputan las tajadas del pastel sexenal y ahora será peor con las corcholatas ya destapadas. No hay que olvidar que MORENA ha sufrido con su política interior y si no recordemos esa lucha intensa entre Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado buscando la dirigencia nacional. ¿Qué pasaría si el PT y el PVEM se fueran para otro lado en la lucha electoral rumbo al 2024? ¿Por qué el compromiso electoral fue con López Obrador, y especialmente para el 2018, no para el 2024?  

Son interrogantes que campean en el cielo de México, desde Chiapas hasta Baja California, sobre si la alianza de “Juntos haremos historia” persiste y quien va a ser su candidato, porque MORENA podría tener un candidato Presidencial, pero el PT otro y evidentemente el PVEM otro más.  Si se vuelve a coincidir electoralmente rumbo al 2024, como se coincidió para el 2018, sería un éxito electoral nuevamente, sin embargo, los Morenistas están peor que los priístas para buscar que su corcholata sea la elegida, y la verdad que Claudia Sheinbaum que es la candidata de López Obrador, no levanta y los dados cada vez son más favorables a Ebrard y el caballo del sur Adán Augusto López Hernández. Hay expertos que aseguran que Sheinbaum su primer rival es Estados Unidos, porque representa la continuidad de López Obrador quien últimamente ha logrado una asechanza de satanizaciones en contra del país del dólar. Ningún Presidente mexicano había sido tan crítico en contra de los estadounidenses.  

Mención aparte merece Ricardo Monreal, quien cuenta con una parte de MORENA, pero que hay otros grupos nacionales que también lo requieren, con decirles que los conservadores ya lo están viendo como su candidato, lo que podría convertirse en un rival del mismo MORENA. Todavía hay muchos escenarios electorales que podría ocurrir ante un MORENA, que ni ellos mismos saben que va a pasar, un MORENA entrampado en una figura Presidencial que lo puede elevar alto o enterrarlo su creador. 

MORENA sin moral. – En MORENA Chiapas ya hay candidatos a la dirigencia estatal de MORENA que ya cuentan con su lista de delegados para que voten por ellos. ¿Y todavía no son las elecciones para nombrarlos? ¿Lo que más se necesitará en Chiapas para el 2024 será autoridad moral y honestidad pública de los Morenistas? Y ahora hasta el chucho quiere ser candidato federal del vino tinto. De Ripley.  

Compartir:

1 Comentario

  • Chanoc 23 de julio de 2022

    Y que me dices del PRI,PAN y PRD seguro son uns angelitos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.