• Spotify
  • Mapa Covid19

Servilismo, deslealtad, opacidad, y cortinas de humo, el trabajo de Valeria Santiago en PVEM 

Comentario Zeta 

Carlos Z. Cadena  

Evidentemente que la percepción, perspicacia, y la misma apreciación ya no solamente con los militantes del PVEM en Chiapas, sino de otros partidos, incluyendo de MORENA, que resulta el más beneficiado que hasta porras recibe de parte de la dirigencia estatal  Valeria Santiago Barrientos, (hay videos)donde  no solamente se trata de un escenario nunca antes visto en la política aldeana de que determinado  liderazgo partidista –PVEM-  haga trabajo para  otro partido político adverso a su plataforma electoral, sino que se ve una descomposición total de entreguismo, servilismo, opacidad, y  de absoluta deslealtad,  de un instituto político que fue gobierno en Chiapas, que fue el primer gobierno del PVEM en el país, que trabajo para todos los municipios de Chiapas con grandes obras públicas, y que se observa a  una militancia y de seguidores,  que es nomas de sacudirla para volver  a la euforia y optimismo  que se vivió.  

En cualquier sistema político se pueden dar las alianza o coaliciones, partidistas, pero se logran estos acuerdos en base a la lucha democracia por sumar preferencias electorales, más no para entregar el partido político y que sea manejado a su antojo por otro instituto político, porque el primer impacto que recibe la militancia que merece respeto y rendición de cuentas sobre el partido, es que primeramente se afectan gravemente de pasividad, después viene la indiferencia  para culminar en inamovilidad y holgazanería. Se pierde la magia partidista, cuando apenas hace cuatro años, las mujeres de Chiapas por los cuatro puntos cardinales de la geografía estatal, vibraban con el ánimo y energía del PVEM.  

Mientras el PVEM avanza en San Luis Potosí, en Hidalgo y muchas otras entidades federativas, incluyendo en Quintana Roo, que no lo dejan llegar, porque ya debió de haber llegado, en Chiapas la dirigencia estatal del verde, yace moribunda, dejando a los manipuladores y que es vox populli que existen, que el PVEM sea llevado de la mano,  pero para beneficiar a otros partidos políticos, se vio en esta elección dominical extraordinaria, -antes y después- donde el partido que gobernó Chiapas en el sexenio pasado,  ni por asomo se pudo ver, o al menos de reojo que hayan visitado esos seis municipios anunciados para sus elecciones  extraordinarias.        

Las alianzas partidistas son comunes en los regímenes democráticos, con un objetivo común, como ganar una elección, impulsar políticas públicas, gobernar o formar oposición, pero entregarle “la fe notarial electoral”, pues ya es otra cosa, pero se está entregando a lo tonto, porque no es estrategia del partido en el poder, o de un alto funcionario estatal, se está entregando por otras circunstancias que hasta son risibles y hasta divertidas.  

Las voces de fundadores del PVEM en Chiapas como Jorge Martínez, Patricia Conde, Leonardo Rafael Guirao Aguilar, y muchos otros que lo han hecho sentir en las redes sociales, son muy claras y específicas, no lo está diciendo los medios de comunicación, son ellos que observan que el PVEM –su partido político al que le apostaron todo- se encuentra dentro de una política servilista y totalmente opaca. Los amores del verde se han ido a otro lado.  Lo cierto es que el PVEM no debe de perder esa confianza que mantuvo en todo un sexenio, ya lo dijimos es cuestión de sacudir y agitar a la militancia y esta regresa inmediatamente.  La militancia de MORENA aún está a prueba, porque todo depende de los éxitos del Presidente López Obrador, y hasta donde él llegue, la militancia del PVEM ya fue probada en Chiapas., existe, es de carne y hueso, pero hay que sacudirla, pero con dirigentes como Valeria Santiago, el único resultado es el precipicio del Cañón del Sumidero y lo peor con derrumbes.      

Servilismo, deslealtad, opacidad, y cortinas de humo, el trabajo de Valeria en el PVEM 

Leonardo Rafael Guirao Aguilar, presidente de las fundaciones Chiapas Verde y Guirao a nivel estatal, así como militante del PVEM, dio a conocer que lamentablemente se han tenido actitudes poco positivas por parte de la actual dirigente del partido en Chiapas, siendo la militancia la que ha generado comentarios en contra de las formas y el actuar de la dirigencia estatal, que ha preferido estar a la sombra de otros partidos y no reforzar el trabajo dentro de las bases. Con una actitud omisa, opaca y de poco actuar es como han definido el trabajo de Valeria Santiago Barrientos, que actualmente no ha podido tener acciones contundentes para fortalecer a los comités municipales ni a los militantes. 

“Entendemos la alianza que hay a nivel nacional entre Morena y el Verde, sin embargo, a nivel local, en Chiapas esto debe considerarse y buscar que los cuadros del verde sigan siendo competitivos, fuertes a favor del pueblo chiapaneco, situación que no está pasando”, refirió, Guirao Aguilar. (Sic)  

Por su parte Patricia Conde Ruiz, exdiputada local y actualmente regidora plurinominal del municipio de Tecpatán, señaló que es muy triste que el partido que ha representado en su momento la primera fuerza política en el estado, y en la actualidad la segunda fuerza, hoy se encuentra abandonado y sin dirección, y más lamentable, dijo, es que haya dirigentes como Valeria Santiago que solo se han dedicado al servilismo de otros políticos y otros partidos. 

Expresó que desde hace varios años ha militado en el Verde Ecologista, sin embargo, la situación tan deplorable en la que hoy se encuentra el partido no se había visto. “Respeto a Valeria Santiago, por ser mujer, sin embargo, ha dejado mucho que desear ahora que se mantiene frente al PVEM, ya que no hay crecimiento, trabajo con bases, y todo lo contrario ha dado la espalda a quienes en realidad formamos parte de este instituto político, que vemos con ojos de tristeza lo poco que se ha hecho, por lo que ahora como dice el dicho, le quedó grande el cargo”, dijo. 

“Hace unos días nos acercamos a las oficinas del PVEM en la capital, y nos encontramos con que está cerrado, y nadie sabe dónde están, y esto lo digo porque pareciera que no quiere que la busquen, y si esto es con la militancia imagínense lo que será con el recurso, el dinero que debe entregar a varios sectores”, finalizó diciendo.  

Sin embargo, los críticos más sesudos y conocedores ajenos al PVEM hasta han calificado de que al interior del verde en Chiapas se vive el síndrome de Estocolmo, y recuerdan mucho el caso de   Patria Hearts, que fue secuestrada en febrero de 1974 en California (EU) por un grupo de delincuentes, con el que terminó asaltando bancos hasta que fue capturada. En 1976 la condenaron a 37 años de cárcel, pero Jimmy Carter la liberó a los 22 meses. Alertado por la posibilidad de que Patty podía haber sido víctima de un ‘lavado de cerebro’, el juez no obstante la dirigió en aquella época a un psiquiatra para que analizara su estado mental. Tras varias entradas y salidas de prisión, surgió en todo el país un movimiento pro liberación de Patty. El 11 de mayo de 1977, el New York Times se adhería al mismo en un editorial y el 29 de enero de 1979, lo hacía Jimmy Carter, la única autoridad de EEUU para conmutar penas. El 1 de febrero Patty era puesta en libertad tras cumplir 22 meses de reclusión gracias a una amnistía concedida por este último. Existe “el lavado de cerebro” …Dixe.   

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.