• Spotify
  • Mapa Covid19

Dos de izquierda

Letras Desnudas

Mario Caballero

“Cuando trato de ver, en los diferentes tiempos, en las diferentes épocas, en los diferentes pueblos, cuál ha sido la causa eficiente que ha provocado la ruina de las clases que gobernaban, veo perfectamente tal acontecimiento, tal hombre, tal causa accidental o superficial, pero podéis creer que la causa real, la causa eficiente que hace que los hombres pierdan el poder es que se han hecho indignos de ejercerlo”.

Ese fue el mensaje que Alexis de Tocqueville dirigió a los franceses el 27 de enero de 1848, en el que reconocía la indignación social ante los abusos del poder, en el que advertía que la democracia se extinguía y dejaba entrever una revolución social que tiempo después lograría un grandioso cambio político en ese país. Como el que comenzó a gestarse en México a partir del primero de julio de 2018.

Los cambios en la vida pública no se dan en las miserias sino en el agravio. La corrupción hace insostenible cualquier arreglo del poder. Si el PRI y el PAN fueron desechados fue por corrupción, impunidad y la indiferencia ante las necesidades de la gente.

UN BOTÓN DE MUESTRA

En Chiapas, los partidos que nos gobernaron (PRI, PRD, PVEM) provocaron hartazgo. Sus gobiernos fueron un festín de rapiña. Mientras los chiapanecos sufrían hambre y carecían de oportunidades, los funcionarios compraban ranchos, residencias, autos, joyas, viajaban por el mundo y dilapidaban millones de pesos en fiestas. Por supuesto, todo con cargo al erario público.

Lo peor del caso fue la complicidad entre los presidentes de la República y los gobernadores. Para muestra un botón.

En noviembre de 2007, ante la tragedia en Juan de Grijalva, comunidad de Ostuacán, donde un deslizamiento de tierra provocó un tsunami sobre el majestuoso río Grijalva que destruyó por completo el poblado, resultando un número impreciso de muertos y más de dos docenas de desaparecidos, el entonces gobernador Juan Sabines Guerrero y el expresidente Felipe Calderón llegaron al lugar, pero sólo por morbo.

Caminaron sobre los escombros donde alguna vez hubo un pueblo. Repartieron abrazos, condolencias y se tomaron fotos con las víctimas. Fue un espectáculo de indolencia y simulación. Prometieron construir una nueva ciudad, moderna, con todos los servicios, que ofrecería una mejor calidad de vida para los habitantes.

La construyeron, pero ¿qué pasó? La Ciudad Rural Sustentable, llamada Nuevo Juan de Grijalva, tan sólo fue una tapadera de corrupción en la que empresarios, fundaciones, funcionarios de la ONU, gobernantes estatales y federales, entre ellos, Sabines Guerrero, fueron señalados de desvío de recursos públicos. Aparte, el poblado fue abandonado, ya que no era habitable y no se ajustaba a las necesidades de la gente.

Ese es tan sólo un ejemplo de la corrupción que prevaleció entre Sabines y Calderón. El expresidente panista visitó a Chiapas en muchas ocasiones, pero nunca hubo un beneficio real para los chiapanecos.

Lo mismo pasó con Pablo Salazar y Vicente Fox: vimos cómo el presidente hizo oídos sordos ante los reclamos por la represión y el saqueo de Salazar.

RUTILIO Y AMLO

Hoy que el presidente Andrés Manuel López Obrador visita el estado por enésima vez en estos casi cuatro años de su administración, en la que inaugurará varias sucursales del Banco del Bienestar en los municipios de Bochil, Ixtapa, Ocosingo y Villa Corzo, y supervisará la obra de reconstrucción del ex convento de Santo Domingo en San Cristóbal de las Casas, es preciso reconocer que a diferencia del pasado, la relación entre él y el gobernador Rutilio Escandón Cadenas ha dado grandes frutos.

La relación del gobernador y el presidente se funda en la convicción de que el poder debe estar al servicio de los demás, no para servirse de él. Por lo mismo, se han venido modificando sustancialmente los mecanismos del poder, logrando cambios profundos en lo político y social.

Tanto el gobernador como el presidente son dos personajes de la izquierda política, que crecieron denunciando la opresión del PRI y la desgracia que fue el PAN como gobierno.

Escandón Cadenas nació en un hogar humilde, enfrentado a una realidad marcada por los conflictos armados y las luchas por la tenencia de la tierra.

No tuvo privilegios. Alguna vez confesó que le hubiera gustado ser médico porque en su municipio (Venustiano Carranza) no había ninguno. Ante ese entorno de injusticia, comprendió desde muy joven que el desastre social era consecuencia del abandono de los gobiernos.

Nunca fue del PRI. Siendo un personaje de los de abajo y consciente de las necesidades de la gente pobre, participó en movimientos y protestas a favor de la democracia, del respeto a los derechos humanos, por mayores garantías a la libertad de expresión y de prensa, por la atención de las comunidades indígenas, los campesinos, los maestros, los estudiantes, entre otros.

Peleando esas batallas fue donde conoció a Andrés Manuel López Obrador, su amigo y el mayor aliado de su gobierno, quien es otro personaje que durante toda su trayectoria política ha luchado por mejores condiciones de vida para la gente humilde y hoy está empeñado en transformar la vida pública de México.

EXCELENTES NOTICIAS

Esa relación entre estas dos personalidades de la política no es poca cosa. Se trata de la unidad de dos gobernantes que comparten el mismo sentir, el mismo pensamiento acerca de cómo ejercer el poder, la convicción del servicio a los demás y hasta la misma visión sobre el correcto sentido de la política.

Por ese vínculo entre dos amigos que se conocen y que han venido trabajando juntos desde hace más de veinte años, es la razón por la que en el gobierno morenista se han destinado mayores recursos para el combate a la pobreza, la desigualdad, la marginación; para la obra pública, la educación, la vivienda digna y los servicios de salud.

Claro está que la tarea de cambiar la realidad de Chiapas no es y no ha sido sencilla. Al definir la agenda política se tuvo que cuestionar lo habitual, deshacerse de los vicios heredados, convocar a una adhesión social combativa, diseñar nuevas estrategias y oxigenar la política.

Obviamente, por este cambio se multiplicaron las disputas. Porque las mafias que estuvieron por largo tiempo acostumbradas a las complicidades y las ganancias fáciles, salieron pronto a defender y exigir sus viejos privilegios. Pero claro está que los buenos cambios siempre producen jaloneos y malestares, pues todo nacimiento siempre sucede en medio de dolores.

Sin embargo, gracias al compañerismo de López Obrador ha habido mayor certeza en el gobierno del Dr. Escandón Cadenas.

Parte de esa certeza ha sido la cooperación institucional, los programas sociales, los cuales les ha dado a los adultos mayores una base para el sustento diario. Asimismo, los apoyos para madres solteras y personas con discapacidad; las becas para estudiantes y los jóvenes que antes no tenían una oportunidad de empleo y desarrollo. Y los demás recursos que ha ayudado a la recuperación de la productividad agropecuaria, que tanto ha elevado la producción estatal como ha abierto espacios de empleo para miles de chiapanecos.

Por donde se vea, son excelentes noticias. Resultado de una nueva relación entre los gobernantes, quienes tienen proyectos de gobierno bien definidos y voluntad política para cambiar las cosas.

yomariocaballero@gmail.com

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.