• Spotify
  • Mapa Covid19

30 mil niños chiapanecos, con carencia alimentaria

A. Marroquín / Diario de Chiapas

En México, la prevalencia de talla baja se encuentra entre el 10 y 14 por ciento de la población, factor que puede afectar a niños y niñas desde su nacimiento por una deficiencia de hormona de crecimiento, sustancia que se produce en la glándula pituitaria (hipofisis), crucial para el crecimiento y desarrollo durante la infancia.

En el marco del Día del Niño, a celebrarse el próximo 30 de abril, la médica Angélica Martínez, socia activa de la Sociedad Mexicana de Pediatría, exhortó a padres de familia para que este año regalen a sus hijos un crecimiento saludable, acudiendo de manera oportuna con su pediatra quien será el encargado de realizar los estudios pertinentes y, en su caso, recomendar la atención por parte de un especialista en endocrinología pediátrica.

“La hormona de crecimiento no solo ayuda a los niños a mejorar la estatura, también favorece al fortalecimiento de músculos y la estructura ósea, distribución de grasa corporal, así como el control en los niveles de glucosa y lípidos en el torrente sanguíneo”, detalló la también directora Médica de Gulliver Clinica de Crecimiento.

En Chiapas, durante el 2015, el 40 por ciento de la población careció de ingresos necesarios para adquirir productos de la canasta básica, donde un 25 por ciento presentó carencia alimentaria, señala el informe del Inegi “Patrones espaciales de carencia alimentaria en Chiapas a trave?s de una aproximacio?n anidada integrada de Laplace”.

Por lo anterior, el Inegi precisa que en Chiapas hay al menos unos 60 mil 836 niñas y 62 mil 473 niños menores de 5 años de edad; donde una cuarta parte de la población es susceptible a presentar talla baja por escasez alimentaria y/o factores relacionados a una deficiencia hormonal.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el 2025 habrá alrededor de 127 millones de niños menores de 5 años con talla baja, lo que representa un problema significativo en su desarrollo y en la calidad de vida, afectando no solo la estatura final adulta sino hasta una repercusión metabólica con riesgo de desarrollar diabetes, y/o afección cardiovascular en la vida adulta.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.