• Spotify
  • Mapa Covid19

‘Cacería’ de pandilleros en Tapachula

  • Suman 12 detenciones de miembros de la MS13 y Barrio 18, sólo durante julio
  • Empresarios han solicitado poner freno al ingreso de estos grupos a Chiapas

José Cancino

Tapachula. -Fuerzas de seguridad detuvieron a 12 pandilleros relacionados con los grupos antagónicos Barrio 18 y Mara Salvatrucha 13, sólo durante julio pasado en el municipio de Tapachula.

La cifra de detenciones ha aumentado considerablemente, a comparación de otros años en los que las actividades de pandilleros se mantuvieron en índices bajos en el sur de Chiapas.

Según la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana en Chiapas, la mayoría de las detenciones están relacionadas por denuncias por la venta de estupefacientes es colonias de esta localidad fronteriza con Guatemala.

El pasado 7 de julio, policías estatales capturaron a Iván Antonio y Manuel de Jesús, ambos de nacionalidad salvadoreña.

Al entablar comunicación con el centro de anti pandillas en El Salvador, se detectó que uno de los detenidos contaba con orden de captura por los delitos de privación d les libertad y organizaciones delictivas en el país centroamericano.

Las detenciones de implicados con pandillas continuaron. Destacan algunos operativos de peligrosos integrantes de estas células criminales.

El 11 de julio, Arnoldo Jonatan, originario de El Salvador, fue detenido en la colonia Nuevo Milenio cuando amenazaba a transeúntes con un cuchillo. Al extranjero se le encontraron tatuajes del Barrio 18.

El 20 de julio, un miembro de la cicla Sureños, relacionada con el Barrio 18, fue detenido en la colonia Benito Juárez, cuando se encontraba al interior de un domicilio particular. El asegurado fue identificado como Roberto Rolando, de 22 años de edad.

El pasado 22 de julio, elementos del Grupo Antipandillas y policías municipales de Tapachula detuvieron a otros dos integrantes del Barrio 18, en las inmediaciones de la colonia Xochimilco. Los arrestados fueron identificados como Anderson Denilson, originario de El Salvador; y José Osuami, ciudadano mexicano, mismos que intentaron huir al percatarse de la movilización policial, pero fueron interceptados y se les encontraron armas blancas, así como tatuajes alusivos a dicho grupo criminal.

La IP ha pedido más seguridad

El gremio empresarial en Tapachula ha solicitado en reiteradas ocasiones poner freno al ingreso de pandilleros a Chiapas.

El denominado efecto “cucaracha”, a raíz del estado de excepción en El Salvador, que ha llevado a operativos y capturas enérgicas de pandilleros, genere temor entre la iniciativa privada, que augura la llegada de más pandilleros.

En su momento, el presidente de la Asociación de Comerciantes Establecidos y Propietarios de Inmuebles de Tapachula (Acepitap), José Elmer Aquiahuatl Herrera, explicó que el mayor temor para los sectores empresariales es que se genere la llegada de peligrosos delincuentes que huyen de las redadas que se realizan en Centroamérica, ya que en Tapachula existen antecedentes de la presencia de pandilleros que han asolado a la población durante años.

“Es muy peligrosa esta situación porque recordemos que la frontera con Guatemala es de las más poderosas del mundo, hay poca vigilancia, quien quiera puede ingresar al país sin ningún tipo de restricción por los pasos de extravío”, acotó.

“Hay que decir que hay antecedentes esta situación, como ocurrió en 2004 cuando tuvo su mayor efervescencia el fenómeno Mara, además que las autoridades encargadas de la seguridad no previenen ese tipo de situaciones”, comentó en una entrevista a principios de año.

Van más de 450 asesinatos

De 2004 a inicios del 2022, sumaban 450 miembros de ambos grupos antagónicos que habían sido asesinados, según registros de las autoridades estatales en Chiapas.

Las muertes derivan de enfrentamientos entre la Mara Salvatrucha 13 y el Barrio 18, en la disputa por la plaza para la venta de drogas.

El año más violento de la guerra que mantienen estas dos pandillas, ha sido el 2021 con más de 40 asesinatos.

Aunado a esto, las maras han mutado y dejado de ser sólo pandillas, ya que también se dedican al cobro de piso, prostitución y otros delitos graves.

Los números siguen en aumento en la frontera sur, tanto en homicidios como en detenciones, producto del arribo de más pandilleros, fenómeno reflejado en las recientes detenciones que se generan en suburbios y colonias de Tapachula.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.