• Spotify
  • Mapa Covid19

Mercados públicos, en crisis

* Inseguridad, pandemia y ambulantes, la principal razón de las dificultades por las que atraviesan los centros de abasto

* Locatarios han buscado las alternativas de mejorar sus ventas, a través de la calidad, frescura y atención

* Más de 200 ambulantes “rodean” a los dos mercados del centro de la ciudad

Edén Gómez Bernal/Diario de Chiapas

Hablar de los mercados locales, es hablar de un ambiente familiar, de felicidad, de vaivenes, de tradiciones, recuerdos, amistades, así como de precios, frutas, mariscos, carnes, y un sinfín de productos que se pueden ir encontrando, pero, sobre todo, la atención, la cual es personalizada, con aprecio y con cariño, como los mismos locatarios lo refieren.

En Tuxtla Gutiérrez, capital del estado de Chiapas, son 11 mercados municipalizados, y otros más que se han definido como tianguis o mercados provisionales, pero los reconocidos son 11 y quienes que tienen un trabajo conjunto y coordinado con las autoridades municipales en turno.

Los mercados en este sistema son los de Patria Nueva, San Juan, 5 de Mayo, 20 de Noviembre, Juan Sabines, Pascacio Gamboa, del Norte, Terán, San Roque, 24 de Junio y en la colonia Albania, los cuales se han vuelto una tradición y opción para los ciudadanos.

Pero después de esta magia envuelta en atención, en piropos, para poder llamar la atención de los clientes, en un ambiente de fiesta, también está la otra cara de la moneda, el de los pendientes, las carencias, la inseguridad, situaciones de ventas bajas, de la no recuperación en temporadas por la pandemia, diversas circunstancias, que hoy tienen en jaque a varios sectores de locatarios de estos mercados.

MERCADOS EN PÉSIMAS CONDICIONES

Al hacer un recorrido en varios de estos mercados municipalizados, se pueden observar techos viejos, pisos sucios y deteriorados, accesos en mal estado, pero también se ha visto la unión de los locatarios que la integran y con ello el que estén saliendo adelante.

Dentro de los temas que se han mencionado han sido los principales causantes de una crisis en los mercados de la ciudad, son principalmente la pandemia, el ambulantaje, la inseguridad, como las carencias que se presentan en los servicios básicos como agua y luz.

Por ejemplo, en el mercado Juan Sabines que se encuentra en el centro de la ciudad de Tuxtla, y que inicialmente era el mercado Díaz Ordaz, y fue construido en 1968; posterior a esto fue entre 2010 y 2012 cuando se demolió y se renombró como actualmente se conoce, con un padrón de 953 locatarios.

Su administrador, Eduardo Pérez Melgar, afirma que en los anteriores se había abandonado, hoy esto ha cambiado, se pretenden tener una buena administración, sin embargo, situaciones como el ambulantaje siguen siendo una afectación que incluso se tolera.

AMBULANTAJE

“Se ha mantenido un trabajo coordinado con política fiscal para mantener libre de ambulantaje, pero lamentablemente son indígenas y no entienden, es una lucha constante que tenemos”, expresó.

Aunado a esto dijo que son más de 200 ambulantes los que a diario se pueden encontrar en el centro de la capital, incluso realizando venta de diversas índoles.

“Se tiene un dato como de 250 ambulantes en todo el centro, realizando la venta de diversa índoles y giros, desgraciadamente todo mundo sabe que hay oaxaqueños, poblanos, chilangos, los que vienen a vender, incluso hemos encontrado a gente vendiendo ropa robada”, dijo.

INSEGURIDAD

Otro de los temas que ha golpeado a los mercados es el de la inseguridad, puesto que no se tiene el apoyo necesario de las autoridades correspondientes, por lo que se pueden registrar varios asaltos para quienes asisten a estos centros de abasto, como lo que sucede en el mercado 5 de Mayo.

La señora Irma, quien tiene un negocio de alimentos desde hace más de 35 años en el mercado 5 de Mayo, dijo que lamentablemente no se ha tomado enserio la seguridad, lo que ha propiciado riesgos y afectaciones a locatarios y clientes, esto desde la administración de Viky Rincón y Chacha Pariente.

“Tenemos gente durmiendo indigente, inseguridad total, en la parada les arrebatan las cadenas, en el callejón han asaltado a mucha gente, no hay seguridad, no tenemos nada, y el mercado está inseguro y el personal nos han mandado a los que estaban en el panteón, los viejitos de vigilantes que no pueden ayudar mucho, desde Viky Rincón y la Chacha Pariente, estamos muy mal”, comentó doña Irma.

PANDEMIA

Por su parte, el representante de tablajeros en Tuxtla, Juan Morales Sánchez, dijo que sus ventas están mal, derivado que la crisis económica ha golpeado de manera importante, lo cual evita que se tengan las ganancias deseadas, pero actualmente sigue siendo la resaca de la pandemia que aún no permite una recuperación.

Sostuvo que la “situación va mal, crítica, esto se viene arrastrando el tema económico y se refleja aquí en las ventas, la gente no tiene las mismas oportunidades, y ahora el tema de la pandemia nos vino a pegar de forma considerable, y se ha querido recuperar la economía y no se puede, está bastante complicado”, dijo.

Aunado a estas razones, los locatarios coincidieron en que el mantenimiento de las instalaciones es lento, en algunas administraciones nula, sin embargo, actualmente se ha buscado mejorar este panorama, tanto por la autoridad en turno como los administradores, quienes son los que dan la cara con los locatarios.

Y los locatarios coinciden en que existe un esfuerzo, un trabajo diario, empeño, buena atención y ganas para con esto recuperar la económica y con ello seguir fomentando las compras locales.

Los locatarios coincidieron que el comercio local es una buena alternativa para los compradores, por lo que invitaron a la sociedad tuxtleca a que los visite, los conozca, y se vuelvas una tradición el visitar los mercados de la capital del estado.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.