• Spotify
  • Mapa Covid19

Miles buscan ingresar a las normales

  • Mañana miércoles se publicarán las sedes y subsedes en las que se realizará el examen de admisión
  • También aplica para quienes buscan ingresar a la Escuela Superior de Trabajo Social “Jesús Aquino Juan”, y al Instituto Superior de Estudios de Enfermería del Estado

Ainer González / Diario de Chiapas

Al menos 3 mil 600 estudiantes egresados del nivel medio superior buscan convertirse en “normalistas”.

La Secretaría de Educación Pública del Estado de Chiapas (SE) dio a conocer que el próximo 15 de junio se publicarán las sedes y subsedes en las que se realizará el examen de admisión para quienes aspiran a formarse en las Escuelas Normales, Escuela Superior de Trabajo Social Jesús Aquino Juan, con sede en Tuxtla Gutiérrez y subsede en Tapachula; así como para el Instituto Superior de Estudios de Enfermería del Estado.

La convocatoria de nuevo ingreso 2022-2023 para ingresar a estas instituciones de educación se emitió el pasado 10 de abril y se llevó a cabo el proceso de entrega de fichas a los aspirantes del 25 de abril al 17 de mayo, el cual concluyó sin incidentes, registrándose 3 mil 680 fichas para las 18 instituciones del nivel superior estatales, es decir, un promedio de 200 fichas por institución.

La aplicación del examen será el 17 de junio, en las instalaciones de la Universidad Intercultural de Chiapas (Unich), en San Cristóbal de Las Casas, donde se contará con la participación de 13 evaluadores de diversas lenguas originarias; mientras que el examen de conocimientos estará bajo la tutela del Instituto Estatal de Evaluación e Innovación Educativa (Ineval), en 27 subsedes presenciales, en las localidades de Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de Las Casas, Tonalá, Tapachula y Villaflores.

En esta ocasión, las normales estatales y federales harán sus procesos de ingreso de manera independiente, y finalizará con la publicación de resultados el día 24 de junio.

Por su parte, estudiantes de la Escuela Normal Rural Mactumatzá han realizado protestas para exigir que regrese el internado que depuró la administración de Pablo Salazar, en el 2003, ya que a decir de los universitarios contar con estos espacios, permite a las y los estudiantes tener garantías de donde vivir mientras estudian en la capital.

“El normalismo rural no solo son simples escuelas, ser un normalista rural conlleva muchas cosas, dentro de estas cosas, es que somos maestros muy bien capacitados y sobre todo buscamos y ponemos nuestra atención principalmente a las comunidades”, dijo un normalista.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.