• Spotify
  • Mapa Covid19

Muerte de Paola rememora a la de Debanhi

  • Tanto la de la joven chiapaneca como la de Nuevo León, fueron localizadas dentro de una cisterna

Marco Alvarado / Diario de Chiapas

Un día después de haber sido emitida la ficha de búsqueda, Paola Yazmín, de 36 años de edad, fue encontrada muerta este jueves en la cisterna de la escuela primaria David Gómez, en donde trabajaba desde hace 13 años como personal de asistencia y apoyo a la educación.

Las circunstancias de su muerte generan sospechas, ya que, de acuerdo con la ficha de búsqueda, su hermana la vio por última vez la mañana del miércoles 7 de diciembre, a eso de las 7:30 horas, en el fraccionamiento Moctezuma, donde vivía.

Mientras que Rubén Ruiz Saldaña, supervisor escolar de la zona 055, aseguró que algunos compañeros de la escuela sí la vieron el miércoles realizando sus funciones en la limpieza de aulas y el cuidado del acceso principal, en donde cada mañana abría las puertas a los niños y niñas.

Sin embargo, no está claro en qué momento del día Paola Yazmín se extravió, y cómo es que terminó muerta, presuntamente ahogada, en la cisterna de la escuela, que tiene una profundidad no mayor a los dos metros y medio, según lo dicho por uno de los bomberos que participó en el rescate del cuerpo de Paola el mediodía de este jueves.

De haber ocurrido así, Paola ingresó a la escuela y ya no salió poco después de las 14:30 horas como lo marcaba su horario, y su cuerpo permaneció flotando hasta este jueves, que el personal de la escuela supo de su presencia en la cisterna y dio aviso a las autoridades.

Por su parte, algunos padres y madres que acudieron ayer a la escuela incluso especularon que, sí trabajó el miércoles, sus cosas estaban dentro, y al conocer que habían encontrado el cuerpo en la cisterna, varios coincidieron en que la tapa contaba con un candado, por seguridad de los menores.

La muerte de Paola recuerda, lamentablemente, al de la joven Debanhi Susana Escobar Bazaldúa, ocurrida en el estado de Nuevo León, quien desapareció el 8 de abril pasado, y fue encontrada el día 22 del mismo mes, en la cisterna de un motel.

De hecho, lo que ayer sería una conferencia de prensa convocada por la Secretaría de Comunicaciones y el Comité Ejecutivo de la Sección VII del SNTE-CNTE, terminó siendo un espacio de confirmación del hallazgo del cadáver que, según lo dicho por un elemento de bomberos, no estaba putrefacto ni desnudo, aunque no se aventuró a especular sobre un ahogamiento, las posibles causas de éste, o si el cuerpo de Paola presentaba algunas muestras de agresión que hagan suponer que se trata de un feminicidio.

La citada conferencia en el acceso principal de esta escuela, que se ubica sobre la 12a Poniente y 5a Norte, de la colonia El Magueyito, terminó siendo un anuncio de confirmación de muerte, en voz del supervisor Rubén Ruiz, quien pidió a los tres niveles de gobierno hacer una investigación exhaustiva, para que este caso no sea uno más y se esclarezcan las circunstancias de la muerte de esta mujer, oriunda del municipio de Venustiano Carranza, quien llegó a laborar como de costumbre y ya no salió con vida.

Ruiz Saldaña lamentó lo ocurrido y dijo que se trata de un caso “con problemas que van a requerir del mejor desempeño de las autoridades”.

No quiso aventurar ninguna declaración sobre lo que pudo haber ocurrido en las horas que transcurrieron desde el miércoles que llegó a la escuela y ayer, cuando pensaba dar una rueda de prensa para pedirle a la población que ayudara en su búsqueda.

Una mujer de nombre Patricia quedó muy sorprendida al enterarse de lo ocurrido con Paola, apenas el lunes la había saludado al dejar a su sobrina en la entrada “el martes yo no vine, vino mi madre”, contó, y recordó que Paola era muy atenta y dedicada a su trabajo.

Durante las más de dos horas que duró el rescate del cuerpo, padres y madres de la institución comentaron, por ejemplo, que les hablaron muy temprano ayer para que regresaran a recoger a sus hijos, y que algunos menores dijeron que les pidieron no usar el agua del baño, aunque tampoco les dijeron por qué.

“Pensábamos poner unas lonas o volantear, no que la íbamos a encontrar muerta y mucho menos en la cisterna que está en la parte de atrás”, compartió una de las madres de familia luego de recoger a su hijo.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.