• Spotify
  • Mapa Covid19

Se acaban los pulmones forestales en la capital

  • La Calzada de los Hombres Ilustres, de los pocos lugares que se pueden disfrutar

Marco Alvarado/Diario de Chiapas

Entre quienes transitan por la Calzada de las Personas Ilustres, al oriente de la ciudad, la coincidencia es que hacen falta más espacios así: lugares que ofrezcan una experiencia distinta para los peatones.

La presencia del Jardín Botánico en esta parte de la ciudad es un oasis en muchos aspectos, y al ser una vertiente arbolada se convierte en un espacio de relajación que peatones como María del Pilar procuran aprovechar al máximo.

“Me gusta venir y sentarme en las bancas para leer o comer algo mientras paso un momento sin las prisas que hay alrededor, este es un lugar único en la ciudad”, comentó.

Ernesto pasea con su hijo entre el Museo de Paleontología y el Regional, ambos espacios ubicados también sobre esta calzada, que ofrecen la sombra y tranquilidad de las que Tuxtla adolece cada día más.

“Son estos espacios los que necesitamos, porque, aunque están dentro de la ciudad pueden disfrutarlos sin tener que desplazarte mucho, como sucede con algunos parques”.

Alrededor y en varios kilómetros a la redonda, la capital de Chiapas ya no cuenta con áreas así, en las que se pueda transitar y al mismo tiempo ser parte de la naturaleza.

El impacto de esto es notorio. Mientras avanza la mancha urbana y se favorece el uso de cemento y asfalto, los habitantes sufren de temperaturas sofocantes, como da cuenta un hombre de origen colombiano que radica en esta ciudad desde hace un par de años “tienen una naturaleza muy bonita en los alrededores, en todo Chiapas, pero aquí, en esta calzada, es una pequeña muestra de los espacios verdes que necesitan nuestras ciudades, lamentablemente en toda Latinoamérica se está favoreciendo la depredación de la riqueza natural”, comentó.

Lo que sucede en Tuxtla Gutiérrez es un fenómeno creciente cuyas consecuencias comienzan a ser estudiadas.

Las “islas de calor” por el uso abusivo del cemento, y la reducción de jardineras, camellos arbolados, parques y áreas como esta calzada, que privilegien los espacios verdes, están provocando temperaturas superiores a los 40 grados Celsius, ya no en sitios específicos como el centro de la ciudad, sino en áreas cada vez más extendidas.

Por eso, para el caso de Tuxtla Gutiérrez, este microespacio verde en la Calzada de las Personas Ilustres es un ejemplo: se requiere de más árboles que ayuden a refrescar la temperatura, y que favorezcan la conexión de los habitantes con su entorno.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.