• Spotify
  • Mapa Covid19

Temores de desaceleración  global

  • Los mercados bursátiles cerraron con pérdidas una semana de turbulencias, las más severas desde el colapso pandémico en marzo de 2020
  • La inflación persistente ha inquietado a los inversores este año

Agencias / Diario de Chiapas

Los mercados bursátiles cerraron con pérdidas una semana de turbulencias, las más severas desde el colapso pandémico en marzo de 2020.

La agitación fue causada por la mayor subida de tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) en 28 años, una medida que busca paliar la elevada inflación, pero que implica el riesgo de frenar el crecimiento económico, lo que ha puesto en jaque a los inversores.

La inflación persistente ha inquietado a los inversores este año. La Fed y la mayoría de los principales bancos centrales han comenzado a pasar de políticas monetarias expansivas a medidas de endurecimiento que ralentizarán la economía, lo que podría provocar una recesión y reducir las ganancias de las empresas.

En ese contexto, el peso y la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) avanzaron este viernes tras una jornada errática, pero culminaron la semana con pérdidas, en un mercado que espera la decisión de política monetaria del Banco de México la próxima semana. Analistas prevén que el banco central eleve el próximo jueves en tres cuartos de punto porcentual su tasa de interés, siguiendo los pasos de la Fed.

El peso recuperó 6 centavos, al cerrar en 20.35 unidades por dólar, en operaciones al mayoreo; pero en la semana perdió 37 centavos (1.89 por ciento).

Por su parte, la BMV avanzó 0.96 por ciento y concluyó con 48 mil 16.23 unidades, pero acumuló un declive semanal de 0.94 por ciento y sumó tres caídas semanales consecutivas.

En Wall Street los tres principales índices cerraron con números mixtos, pero cayeron por tercera semana consecutiva. El S&P 500 sufrió su mayor baja porcentual semanal desde enero y el Dow Jones la peor semana desde octubre de 2020. En tanto, las acciones europeas cayeron a niveles mínimos en 16 meses.

Los precios del petróleo se desplomaron alrededor de 6 por ciento este viernes, a un mínimo de cuatro semanas, ya que las alzas de tasas de interés de los principales bancos centrales alimentaron las preocupaciones sobre una fuerte desaceleración económica y una menor demanda de energía.

La mezcla mexicana de exportación cedió 6.50 dólares (5.78 por ciento) y quedó en 105.90 dólares el barril, su menor precio en un mes y la mayor caída porcentual desde marzo.

El Brent se hundió 6.69 dólares (5.6 por ciento) a 113.12 dólares el barril y el referente estadunidense West Texas Intermediate (WTI) perdió 8.02 dólares (6.8 por ciento), a 109.56 dólares. Este fue el cierre más bajo del referente europeo desde el 20 de mayo y el menor para el WTI desde el 12 del mismo mes.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.