• Spotify
  • Mapa Covid19

Urgen presencia policial en Tila

Jeny Pascacio / Diario de Chiapas

Los habitantes de Tila, uno de los municipios con alerta en este proceso electoral 2021 por los conflictos sociales internos, piden la intervención de las autoridades correspondientes para evitar desenlaces como el de 2020, cuando cinco personas fueron torturadas y asesinadas.

En septiembre del año pasado, la cabecera municipal fue escenario de enfrentamientos y ataques de organizaciones sociales que pelean el control del territorio: cinco personas perdieron la vida, dos de ellas ajenas al conflicto fueron brutalmente torturadas, y 15 más resultaron heridas.

“Los ejidatarios y pobladores, así como familiares de las víctimas de las agresiones cometidas por los “autónomos” pertenecientes al CNI-EZLN manifestamos que desde entonces la situación de riesgo se ha agravado ya que no hay libertad de tránsito”.

Dijeron ser blancos de persecución y amenazas de muerte por parte de este grupo que actúa impunemente; temen salir por temor a ser agredidos o detenidos pues los autónomos tomaron el control de la entrada y salida de la ciudad e implementan vigilancia portando armas de fuego. 

“Persisten las violaciones sexuales, la inseguridad ante la falta de presencia de fuerzas del orden y los despojos de tierras, el incremento de la delincuencia organizada y prostitución, que no hay alumbrado público, que se apoderaron del Hospital de Tila, así como que todas las noches realizan disparos en varios anexos del ejido Tila”.

Denunciaron que el 30 de abril de 2021, una joven con capacidades diferentes fue violada en el anexo Río Grande y, al parecer, los ‘autónomos’ protegieron al violador, “también reportan violaciones en el anexo Unión Juárez”.

“Hasta este momento, la Fiscalía General del Estado de Chiapas ha sido omisa y negligente para deslindar responsabilidades y se sancione a los responsables de las graves violaciones de derechos humanos”.

El Comité Digna Ochoa con presencia en los Altos, Sierra y Selva de Chiapas, documentó la situación testimonios de los pobladores que hacen responsable a las autoridades de lo que ocurra en las próximas horas.

En días pasados, tanto el Instituto Nacional Electoral como el Instituto de participación Ciudadana informaron que, en Tila, no habrían permitido la entrada de 12 de las 89 casillas, “no hay anuencia ni servidores públicos”; pero aún no se dan de baja y se intenta convencer a los pobladores y autoridades comunitarias.

Por ahora es considerado uno de los municipios con alertas encendidas junto A Siltepec, Oxchuc, Honduras de la Sierra y Venustiano Carranza: en éstos dos últimos, las elecciones ya fueron suspendidas.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.