• Spotify
  • Mapa Covid19

Concluye con éxito la participación de México en el 50 periodo de sesiones del CoDH, en Ginebra, Suiza

Con base en su política exterior feminista, México, junto con Argentina y Chile, promovieron la resolución sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres y las niñas
La delegación mexicana impulsó la renovación del mandato de tres procedimientos especiales

El día de hoy concluyó la participación de México en el 50 periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos (CoDH), en la sede de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza. El principal órgano de derechos humanos de la ONU sesionó durante cuatro semanas en las que se discutieron en plenaria diferentes temáticas de interés o preocupación a nivel internacional, entre las que destacan los derechos de las mujeres, los efectos negativos del cambio climático en los derechos humanos de las personas en situación de vulnerabilidad, la libertad de expresión, el combate a la desinformación, la igualdad de género, la pobreza extrema, el racismo, el derecho a la educación, el derecho de los migrantes, así como la violencia y discriminación por orientación sexual e identidad de género.

Al término de esta sesión, el CoDH adoptó 16 proyectos de resolución sobre cuestiones temáticas como la eliminación de la violencia contra las mujeres y niñas; los derechos humanos y el cambio climático; la libertad de expresión; el derecho a la salud y el acceso a medicinas, vacunas y otros productos; el derecho a la libertad de asociación y reunión pacífica; la independencia e imparcialidad del poder judicial y la participación de las mujeres en la administración de justicia, entre otros.

México, con base en su política exterior feminista y de derechos humanos, lideró, junto con Argentina y Chile, el proyecto de resolución sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres y las niñas, que en esta ocasión se centró en un tema principal para avanzar en esta agenda, que es la participación de las niñas y las mujeres jóvenes en la vida pública y la importancia de que dicho involucramiento se haga de forma plena, efectiva y en condiciones de igualdad.

La iniciativa reconoce el papel sustancial que las niñas y mujeres jóvenes tienen como agentes de cambio, y se destaca la importancia de permitir, facilitar y alentar su participación en los procesos de toma de decisiones, brindándoles las herramientas para fortalecer su capacidad de acción, su autonomía y su liderazgo.

Resalta también la importancia de sensibilizar a todos los actores para asegurar que las niñas y mujeres jóvenes puedan formarse una opinión de manera libre e informada, y transmitirla sin enfrentar discriminación o violencia. Además, mediante esta resolución se renovó el mandato del Grupo de Trabajo sobre la discriminación de las mujeres y las niñas.

A su vez, México formó parte del grupo de siete países latinoamericanos que promovió el proyecto de resolución para renovar el mandato del Experto Independiente sobre la orientación sexual e identidad de género por un periodo de tres años. A pesar de la oposición de los Estados miembros de la Organización para la Cooperación Islámica –excepto Albania–, esta resolución fue adoptada con 23 votos a favor, 17 en contra y tres abstenciones, permitiendo así la continuidad del trabajo del único procedimiento especial sobre derechos humanos en la materia. Además, la resolución reconoce el trabajo del Experto Independiente y las contribuciones de la sociedad civil, y expresa una fuerte preocupación ante la existencia de leyes, políticas y prácticas que criminalizan conductas y relaciones consentidas entre personas del mismo sexo. Finalmente, el documento llama a los Estados a derogar o abrogar la legislación y políticas que discriminan a las personas por motivo de su orientación sexual o identidad de género, así como a adoptar medidas neoliberales para prevenir, investigar y sancionar actos de violencia y discriminación.

Nuestro país también promovió en este periodo de sesiones dos proyectos: uno de resolución sobre la independencia e imparcialidad del poder judicial, de los jurados y de los asesores, e independencia de los abogados, subrayando la participación de las mujeres en la administración de la justicia; y otro proyecto sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación, con el que se renovó el mandato del Relator Especial sobre el derecho a la libertad de reunión pacífica y de asociación.

Por otra parte, México copatrocinó los siguientes proyectos de resolución: libertad de opinión y expresión; renovación del mandato de la Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias; los derechos humanos y la reglamentación de la adquisición, la posesión y el empleo de armas de fuego por personas civiles; registro de víctimas civiles y la protección de derechos humanos; y sobre la realización del foro social, que versará sobre la contribución de la ciencia, la tecnología y la innovación en la promoción de los derechos humanos, incluyendo el contexto de la recuperación pospandemia.

De igual manera, en línea con sus acciones para denunciar las prácticas negligentes de productores de armas, nuestro país saludó la adopción de la resolución para la reglamentación de la adquisición, la posesión y el empleo de armas de fuego por personas civiles; asimismo estuvo presente en un evento paralelo donde resaltó los efectos negativos del tráfico de armas, así como la responsabilidad corporativa de las empresas productoras.

México participó en el debate urgente sobre la situación de derechos humanos en Afganistán, donde subrayó la importancia de garantizar la participación sustantiva y en igualdad de condiciones de las mujeres y las niñas en la vida pública de su país, en los procesos humanitarios, de diálogo político y de gobernanza. Además, México exhortó a las autoridades afganas a respetar y proteger las libertades de expresión y asociación. Por ello, copatrocinó la resolución sobre la situación de derechos humanos de las mujeres y niñas en Afganistán.

El CoDH también adoptó siete resoluciones sobre la situación de derechos humanos en los siguientes países específicos: Myanmar, Eritrea, Sudán, Belarús, Libia y Siria.

México participa en las actividades del Consejo de Derechos Humanos como Estado miembro en el periodo 2021-2023. Su participación se basa en un diálogo constructivo, apegado a los principios constitucionales de política exterior y en línea con su política exterior feminista.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.