• Spotify
  • Mapa Covid19

Juan Pablo Medina, con prótesis, en portada de revista

  • Juan Pablo Medina reapareció y posó por primera vez con una prótesis; habló del proceso que ha enfrentado desde que perdió su pierna, agradeció haber escogido la vida.

Juan Pablo Medina, famoso actor, reapareció por primera vez con una prótesis tras la batalla de salud que enfrentó, en donde su pierna tuvo que ser amputada para así salvar su vida. El intérprete habló de este proceso y aseguró que busca disfrutar de lo que ganó –la vida– y no enfocarse en lo que perdió.

En entrevista exclusiva para la revista GQ, el actor Juan Pablo Medina reveló cómo fue que llegó al hospital. Esto mientras estaba en grabaciones de la serie ‘Horario Estelar’.

Un dolor llevó al hospital al actor Juan Pablo Medina

Aseguró que todo empezó con un dolor de estómago, el cual fue subiendo de intensidad, por lo que tuvo que ser llevado al hospital.

“De repente me empecé a sentir mal del estómago. Llamé al médico de la producción porque sí me encontraba mal, pero sentía la presión de no dejar parada la filmación por respeto al resto del equipo. Sin embargo, el dolor fue a más. Tengo la suerte de que mi padre es médico y pedí que me llevaran con él. Quería estar al lado de mi papá…”

En su mente sólo estaba recuperarse para regresar a las grabaciones, pues estuvo varios días hospitalizado.

“En un inicio, el equipo médico pensó que se trataba de una intoxicación. De ahí pasaron tres o cuatro días de los que no recuerdo casi nada. Hasta la fecha me han ido llegando poco a poco recuerdos, como si los hubiera bloqueado por el mismo dolor que experimentaba. El cuerpo y la mente son muy hábiles. Algo de lo que sí me acuerdo es que decían que me tenía que quedar algún día más y de repente despierto y estoy en una cama de sanatorio, volteo y me veo rodeado de cables y máquinas. Me hicieron una tomografía con contraste y vieron que tenía coágulos en el intestino y en las piernas. Por fin encontraron el diagnóstico definitivo: había sufrido un infarto silencioso. Tenía un coágulo en el corazón y éste aventó coágulos por todas las arterias. Esa fue la valoración. Yo tenía mucho dolor y para poderme operar el intestino y las piernas me tuvieron que dormir. Cuando desperté, me vi todo hinchado, mis manos parecían enormes bolas… Todo fue muy traumático”, comentó.

La decisión que tuvo que tomar Juan Pablo Medina para salvar su vida

Sin embargo, los especialistas, su familia y su novia le informaron la decisión que se debía tomar para salvar su vida: que le amputaran una pierna.

Al aceptar la decisión, habló con todos sus seres queridos. Recordó que en ese momento sabía que no había vuelta atrás:

“Mi papá –quién es médico–me dijo que el hematólogo quería hablar conmigo y me adelantó lo que me iba a decir. Habían prometido rescatarme de los coágulos sin poner en riesgo mi vida, pero que ya me encontraba en una situación grave. Me ofrecían salvarme la vida, pero la solución era la amputación. Y cuanto más tiempo pasara, las cosas se tornarían más y más complicadas, por lo que había llegado el momento de tomar una decisión. Yo aposté por vivir. Reuní a mi familia y les transmití que aceptaba. Todos me apoyaron. No había otra opción. No había vuelta atrás”.

Cuando despertó de la intervención médica, aclaró que se sentía mal. Sin embargo, recibió muchos mensajes positivos y muestras de apoyo que lo llenaron de amor:

“Todo el tiempo sentí el respeto de los demás. Era algo muy curioso, porque no quería ver a nadie; pero también quería dar las gracias. Sentía una buena vibra de todo el mundo. Me enviaron videos amigos, sobrinos… Experimenté mucho amor. Eso te da mucha fortaleza. Vi algunos mensajes en mi celular, algo que hasta entonces había evitado por completo, y me quebré. Los mensajes de amor eran muy poderosos y los sentía”.

La prótesis y el proceso de renacer del actor Juan Pablo Medina

El famoso detalló a la revista GQ que durante su recuperación le hicieron más estudios, le dieron de comer -pues no quería probar alimento alguno- y contó con la compañía de terapia psicológica, la cual no piensa dejar.

Sobre la prótesis, que ahora porta y con la que apareció en la revista GQ, el actor aseguró que su novia, la actriz Paulina Dávila, lo ayudó a investigar para conseguir una.

“Paulina empezó a investigar y habló con Triana Casados, alguien a quien no sólo quiero mucho, sino que también se encarga de todos mis temas de comunicación. Entre las dos sopesaron opciones, encontraron una firma muy puntera y los llevaron a conocerme. El proceso de obtener una prótesis ha sido un viaje. Cuando me dijeron que me iban a amputar, lo primero que me vino a la mente es que mi vida, como la llevaba, se había terminado. Es ahí cuando te preguntas qué vas a hacer y cómo será el cambio. Lo que yo quería era simplemente vivir y a partir de ahí empecé a pensar de manera positiva…Tengo la prótesis Genium X3, la cual cuenta con lo mejor en tecnología, es mecatrónica. Incluso, ya pude ir a jugar tenis».

“Mi rehabilitación es un proceso que lleva su tiempo. Ha sido un procedimiento tardado, pero yo quiero hacer todavía mucho más y esto requiere tiempo, dedicación y paciencia. Por el momento mi recuperación va muy bien. Yo pensé que en chinga caminaría con la prótesis, pero no es así. Estoy reaprendiendo. A veces el muñón duele, pero ahí vamos. Tuve la fortuna en ese momento de conocer a alguien que padecía una situación similar a la mía y nos encontramos. Cuando ves a alguien en tu misma posición, resulta una experiencia muy poderosa”.

Finalmente, Juan Pablo Medina comentó que aunque en un momento pensó que su carrera como actor había terminado, ahora sabe que ésta continuará. Aunque por el momento seguirá recuperándose física y mentalmente.

“Porque quiero disfrutar de lo que sí gané, que fue vivir, que importa más que lo que perdí”, concluyó.

Con información de Milenio y  GQ México 

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.