• Spotify
  • Mapa Covid19

Más de 14 mil millones de pesos para operar en el 2023:INE

  • La mayor parte del presupuesto la concentra la expedición de la credencial para votar y la actualización del padrón electoral

El Instituto Nacional Electoral (INE) informó que solicitará a la Cámara de Diputados más de 14 mil millones de pesos para operar en el 2023, considerando la organización de las elecciones en Coahuila y Estado de México, así como el arranque del proceso de renovación presidencial, más cuatro mil millones de pesos adicionales para una eventual consulta popular.

La consejera Claudia Zavala, presidenta de la Comisión Temporal de Presupuesto 2023, detalló que los 14 mil 439.64 millones de pesos a solicitarse para la operación del INE el próximo año, representan 20 centavos de cada 100 pesos que gastará todo el gobierno federal.

De ese presupuesto global, la mayor parte la concentra la expedición de la credencial para votar y la actualización del padrón electoral con tres mil 896.1 millones de pesos; seguido de tres mil 768.5 millones de pesos para los órganos desconcentrados que son las oficinas permanentes de las 32 entidades federativas y las 300 de distritos en todo el país.

Seguido de los mil 804.4 millones de pesos para la organización de procesos electorales, es decir, el 12.50 por ciento de la bolsa total, el tercer rubro más grande. 

De los cuales, 916.87 millones de pesos son para las elecciones de Coahuila y el Estado de México que implica el gasto en planeación, ejecución y evaluación para la legalidad, equidad y certeza de las contiendas electorales; asistencia electoral, integración de mesas directivas de casillas,  capacitación electoral y el voto de los mexicanos en el extranjero, el cual se implementará por primera vez y como prueba piloto, de manera presencial en 2023.

Además de 70.83 millones de pesos para arrancar el procesos presidencial que debe comenzar en septiembre de 2023.

En esta ocasión, contemplaron por separado el presupuesto precautorio por cuatro mil 25.43 millones de pesos para una eventual consulta popular, como indicó la Suprema Corte de Justicia de la Nación que debían hacerlo para que la Cámara de Diputados garantizara los recursos de este ejercicio de participación democrática previsto constitucionalmente para poder realizarse una vez cada año.

Zavala recordó que la consulta popular del año pasado se dio bajo parámetros legales distintos, pues después de ese ejercicio, el Poder Legislativo emitió las leyes secundarias que ahora, obligan a que se dé en las mismas dimensiones que una elección federal.

“Para 2023 estamos teniendo una proyección del Listado Nominal de 95 millones 815,141 personas inscritas en la lista y esto representa, ya desagregado en casillas en términos de la Ley de Consulta Popular, 166 mil 111 casillas. Además, en la Ley Federal de Consultar Popular vigente establece que se deben de instalar consejos locales y distritales, instalación que no llevamos en la consulta electoral pasada, porque así lo definimos frente a las restricciones presupuestales que teníamos.

“También hoy aplicaremos el voto de las y los mexicanos residentes en el extranjero y se está previendo la participación de los representantes de los partidos políticos como algunas de las diferencias que tenemos para la proyección de este presupuesto precautorio”.

Sin embargo, la consejera dejó claro que la ley prevé hasta finales de noviembre para que se dé una solicitud ciudadana para realizar una consulta popular, por lo que si en ese momento se descarta este ejercicio, será innecesario destinar ese presupuesto al INE.

Presupuesto se hace con ley vigente: Murayama 

El consejero Ciro Murayama señaló que a pesar de que en este momento están en discusión y análisis varias propuestas sobre reforma electoral, que contemplan entre otras cosas, la reducción de gasto e incluso la destitución del INE, la obligación del árbitro electoral es apegarse a las leyes vigentes.

“Los foros o lo que en ellos se discuta, tienen de alguna manera, impacto en el presupuesto porque tenemos el deber de trabajar con las obligaciones que hoy existen, no con las que tal vez se modifiquen”.

Además, destacó que es la primera vez que la Cámara de Diputados deberá revisar el presupuesto del INE después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación confirmara que de manera inconstitucional, aplicaron un recorte para el dinero que requería el instituto para operar.

“Es la primera vez que se va a discutir el presupuesto después de un fallo que declaró inconstitucional la manera en que la Cámara recortó la solicitud presupuestal del INE para 2022 poniendo en riesgo los derechos político-electorales de la ciudadanía, eso es lo que señaló la Corte, por lo tanto, este proyecto desde el INE va plenamente fundamentado y justificado en términos técnicos”.

También señaló que consideraron la inflación que previó la Secretaría de Hacienda, pero es inferior a la que estimó recientemente el Inegi de 8.15 por ciento. Murayama agregó que aunque él, el consejero presidente Lorenzo Córdova y otras dos consejerías dejan su puesto en abril del próximo año “no por eso dejaremos un presupuesto irresponsable, nosotros nos vamos y el INE debe seguir adelante”.

Con información de: Milenio

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.