• Spotify
  • Mapa Covid19

Mujeres exigen la liberación de sus esposos

Reproducir vídeo
  • Las afectadas, de San Juan Cancuc, aseguran que sus parejas no son culpables de la muerte de un policía municipal

Janet Hernández / Corresponsal Diario de Chiapas

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.- La mañana de este lunes las esposas de cinco presos de San Juan Cancuc recluidos en el Cerss número 5, acusados de homicidio, se manifestaron en la Plaza Catedral de San Cristóbal de Las Casas, para exigir su liberación.

En conferencia de prensa, las mujeres indicaron que sus esposos ya fueron condenados a 25 años de prisión. Denunciaron que los cinco reclusos fueron detenidos por la policía ministerial en la cabecera municipal de San Juan Cancuc acusados de asesinar a un policía municipal.

Expresaron que los indígenas detenidos únicamente trataron de auxiliar al policía, que no fue un homicidio, sino que los cinco hombres únicamente trataron de ayudarlo, pero este perdió la vida en manos de los uniformados.

«Estamos aquí para denunciar las acusaciones falsas hacia los cinco presos de nombre: Agustín Pérez Domínguez, Juan Velasco Aguilar, Manuel Sánchez Cruz, Agustín Pérez Velasco y Martín Pérez Domínguez, acusados de homicidio a un policía y detenidos el 29 de mayo de 2022».

Agregaron que recientemente fueron condenados cada uno de ellos a 25 años de prisión, «nosotras como esposas sabemos que nuestros maridos únicamente ayudaron al policía porque se estaba ahogando y luego lo entregaron a la policía municipal vivo todavía, lo que queremos es la liberación de los cinco presos detenidos injustamente hace un año».

Las inconformes aseguraron que la Fiscalía de Justicia Indígena les fabricó el delito de portación de drogas y homicidio a los 5 detenidos bajo la carpeta de investigación 105-078-1001-2022, por lo que exigen a las autoridades penitenciarias su pronta liberación, ya que las mismas autoridades de la Fiscalía y el juez tienen todas las pruebas de inocencia.

Finalmente, pidieron la intervención de los Derechos Humanos, ya que ellas como indígenas son de bajos recursos y no cuentan con dinero para contratar un abogado que pueda defender a sus esposos.

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *