• Spotify
  • Mapa Covid19

Paciencia, vocación y compromiso, elementos para una calidad de educación

  • La maestra María Domínguez comparte su experiencia en la labor de la enseñanza

Ramiro Gómez / Corresponsal Diario de Chiapas

Copainalá, Chiapas.- En el marco de la conmemoración del Día del Maestro, que se celebra este 15 de mayo, María del Rocío Domínguez Aguilar, docente de la escuela primaria Cuauhtémoc de Copainalá con 12 años de experiencia al frente de un grupo, comparte su perspectiva sobre la noble labor de la enseñanza.
Domínguez Aguilar subraya que educar a la niñez requiere de mucha paciencia y, sobre todo, vocación. «Muchos pueden pensar que los docentes tienen un trabajo sencillo, pero no es así. Tenemos que construir una agenda de trabajo cada fin de semana para aterrizarla durante los días de clases», comenta.
Entre las tareas más importantes, la docente menciona la necesidad de monitorear los avances de los estudiantes y mantener una buena relación con padres de familia, estudiantes y colegas. «Si uno de estos elementos falla, todo el sistema educativo se ve afectado», enfatiza.
Domínguez Aguilar destaca también las diversas habilidades de los niños. «Todos los alumnos tienen diferentes talentos. Hay niños que son excelentes en cálculos mentales, otros que destacan en el dibujo o en la expresión oral y escrita. No hay niño que sea menos inteligente que otro; todos tienen diversas habilidades.»
En su reflexión sobre la educación, señala tres elementos cruciales para el desarrollo de una calidad educativa: maestros, alumnos y padres de familia.
El testimonio de María del Rocío Domínguez Aguilar refleja la dedicación y el compromiso de los maestros, quienes día a día contribuyen al desarrollo integral de sus estudiantes, destacando la importancia de la educación en la formación de futuras generaciones.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *