• Spotify
  • Mapa Covid19

“Ciudadanía” de Participación para Chiapas

Roger Heli Díaz Guillén

Chiapa de Corzo, Chiapas

“Ciudadanía” es una condición y/o supuesto jurídico de toda persona, hombre y mujer, al cumplir 18 años como lo dispone la Constitución Mexicana en su artículo 34, derivado de un proceso de Registro Civil que se traduce en Nacionalidad, Identidad y Pertenencia a un colectivo. Es una capacidad de derechos, obligaciones y “deberes morales” que se asumen en la vida diaria ciudadana, parte inherente del modelo de democracia que se practica; destacando el Sociólogo Thomas Marshall en esta idea, que “el individuo no es solo portador de derechos, sino de deber social de sostener la comunidad que hace posible el ejercicio de sus derechos”.

La Ciudadanía emana de un proceso social y político donde los Derechos y las Obligaciones se transforman en Aptitud y Actitud solidaria del Capital Humano para el ejercicio de los derechos colectivos, mediante la “Intervención Social” que una democracia del siglo XXI le es necesaria para la Transformación de la vida pública.

En México es el 28 de julio de 1859 en que se expide la ley orgánica del Registro Civil en México con el gobierno de Benito Juárez, en que podemos hablar de la configuración jurídica de la “Ciudadanía Civil”; transitando a la “Ciudadanía Política” hasta mediados del siglo XX (1946) con la promulgación de la Ley Federal Electoral en el gobierno de Manuel Ávila Camacho.

Los Derechos Sociales son producto de luchas obreras, campesinas y populares, para que el Estado Mexicano los asumiera, legislara y normara; iniciando con la creación de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje en 1927 para atención de asuntos laborales; Secretaría de Educación Pública en 1929; Ley Federal del Trabajo en 1931; Derecho a la Vivienda en Párrafo adicionado al artículo 4 Constitucional en1983 y creación de la Secretaria de Salud en 1999, con antecedentes de 1841 del Consejo Superior de Salud.

Hoy Chiapas, ante una ideología de Transformación de la vida pública como el que se nos presenta, donde los Gobiernos invitan a la “Participación Social”; requiere de Ciudadanos objetivamente informados, con pleno conocimiento de sus derechos civiles, políticos, sociales y colectivos como la Cultura y la Naturaleza; con responsabilidad moral y valores de su vida colectiva; que identifica su responsabilidad y convergencia de intereses comunes en una Visión de Sostenibilidad, Bienestar Social, Desarrollo Humano y Colectivo, en armonía con la Naturaleza, Medio Ambiente, Territorio, Identidad y Patrimonios Culturales.

La “Participación Social” a que se nos invita, debe gravitar del discurso partidista electoral a la “Intervención Social”, como actitud Ciudadana solidaria y razonada, que en unidad, construye una “Ciudadanía de Intervención” frente al desafío del nuevo orden social Constitucional y Convencional. La Participación es número y estadística; la Intervención Social es conciencia, sostenibilidad y convergencia de intereses colectivos. ¡Solo el Pueblo y la Voluntad Política, pueden Salvar al Pueblo!

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.