• Spotify
  • Mapa Covid19

“Ciudadanía y Convergencia”, objetivo de la política del siglo XXI

Roger Heli Díaz Guillén
Chiapa de Corzo, Chiapas
Después del reconocimiento de los derechos a la Vida, la Libertad y Políticos, como el ejercicio del Sufragio relacionado con el derecho a Votar (elegir) y ser Votado (electo) que en México se hizo efectivo en el siglo XX, el año 2021 es un parteaguas al observar el proceso de la Nueva Democracia que propone el actual gobierno, que ha roto paradigmas buscando sustantivamente el empoderamiento de una ciudadanía que asuma nuestra Soberanía y participe en la vida pública en asuntos de Interés de Chiapas y de México, direccionando la intervención social y la acción política que se traduzcan en bienestar social, desarrollo humano, respeto patrimonial y moral, multiculturalidad, biodiversidad, participación e inclusión social, paz y convivencia ciudadana y entre pueblos.
Este marco de referencia invita a destacar que un escenario que vincula el interés de la clase política y la sociedad civil a través de organismos de gestión social y científicos, es trabajar en la construcción de una ciudadanía plena en libertad que identifique los alcances de la “Intervención Social” y la “Acción Política en la democracia”, donde el objeto es empoderar la Soberanía mediante la madurez política e informada de esta nueva sociedad del Milenio, que dimensione que ya se cuenta con las leyes reglamentarias para el pleno y libre ejercicio de los Derechos Colectivos que están directamente relacionados con la forma de gobierno, calidad de vida y el desarrollo humano y hay que fortalecerlos.
Hoy el objeto del trabajo político es sumar base, alianza y legitimación social para la construcción de una nueva “Ciudadanía Social” armónica con la Ciudadanía Política por la que por muchos años se ha trabajado; que abone a una Refundación de forma de gobierno y de Partidos, que tenga como base el referente multicultural y plural de la sociedad que es cada vez más compleja y diversa, sustancialmente diferente al ideal de la cultura nacional y homogénea que siempre aspiró el Liberalismo político.
El Partidismo como sistema para la movilidad y participación ciudadana llegó a su decadencia, los resultados están a la vista en Chiapas: los partidos políticos grandes se cayeron drásticamente y los pequeños crecieron y, lo sorprendente, hoy contamos con dos candidatos independientes como Presidentes Municipales, donde la base social se divorció totalmente de los Partidos y asumió la responsabilidad del poder Ciudadano, demostrando como “buena práctica de ejercicio político” que ¡sí se puede! trabajar en un nuevo concepto de “Ciudadanía Social”, donde todos los actores tengan claro que el poder político emerge del poder Ciudadano, que sostiene y tolera hasta hoy un sistema de Partidos y una estructura electoral en los últimos años cuestionable a su accionar y honorabilidad.
¡Hoy son tiempos de cambio, donde la Sociedad reclama espacios de participación y Derechos, pero también reclama gobiernos con pensamiento crítico, científico, social y legal, donde la razón controle los impulsos y el bien común humanice a la política!

Facebook: Roger Heli Diaz Guillén

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *