• Spotify
  • Mapa Covid19

Descubren la primera momia egipcia embarazada

Arqueólogos de la Universidad de Varsovia…

LOS 40

A todos nos intriga saber cómo es que vivían nuestros antepasados, qué tipo de costumbres seguían, como se comportaban socialmente e incluso como era su vida familiar. Muchas de las cosas que hoy día sabemos sobre el pasado son gracias a los estudios arqueológicos que realizan cientos de expertos en todo el mundo.
Pero una de las cosas que más llama la atención sobre estos conocimientos son las momias, pues a través de ellas sabemos a qué tipo de enfermedades estaban expuestas las civilizaciones de antes, qué comían, qué edad tenían, su género, posición social y también causas de muerte.
Con el paso del tiempo se han encontrado gran cantidad de momias, pero nunca una que hubiera estado embarazada.
Lo anterior salió a la luz luego de que en una reciente investigación radiológica de una momia egipcia, procedente de las tumbas reales de la necrópolis de Tebas, se descubriera a una mujer que había sido embalsamada con un feto en el vientre.
Desde que se encontró, la momia ha sido examinada por un grupo de arqueólogos y bioarqueólogos de la Universidad de Varsovia, en Polonia, y hasta el momento han llegado a la conclusión de que el cuerpo podría pertenecer a una mujer de la élite tebana y está relacionada al siglo I antes de Cristo.
Hasta el momento se desconoce quién era o que funciones desempeñaba, pero lo que se ha observado es que el feto fue momificado junto a la madre, pues no se extrajo de su ubicación original, lo que permitió que el útero quedará intacto y la posición contraída.
Utilizando tecnología avanzada se descubrió que la mujer murió cuando tenía entre 20 y 30 años, justo cuando se encontraba entre la semana 26 y 30 de gestación, lo que sugiere que el feto ya medía 25 centímetros.
“La antropóloga que investigaba la momia estaba examinando la forma y tamaño de la pelvis, que es un indicador del sexo, y al observar de cerca las imágenes de la tomografía computarizada (que muestra imágenes transversales del cuerpo) y la radiografía vio alguna anomalía extraña. Al principio no estaba segura de qué era, pero entonces observó que una de esas anomalías tenía la forma de una pequeña pierna”, explicó Wojciech Ejsmond, uno de los directores del proyecto. “Empezaron a examinarla con más detenimiento y pareció que la mujer estaba embaraza”, agregó.
Aunque la momia ya había pasado un tiempo en el Museo Nacional de Varsovia, nadie se había percatado del bulto que tenía en el vientre. Cabe destacar que cuando llegó a dicho recinto ya traía su ataúd y la caja de cartonaje, la cual fue decorada entre 1917 y 1918 con enigmas que le han valido el sobrenombre de la “Dama Misteriosa”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.