• Spotify
  • Mapa Covid19

Fin del Segundo Imperio Mexicano

19 de Junio de 1867, Cerro de Las Campanas, Querétaro

Roque Gil Marín Vasallo / Comitán, Chiapas

Desde su fundación, el 13 de marzo de 1325, la nación mexicana o Meshica, tuvo como forma de organización social la Monarquía Imperial, que dio inicio con el entronamiento del primer Rey Azteca de nombre Acamapishtli -que significa “El que Empuña el Cetro”- hasta la caída de Tenochtitlán que se registró el 13 de agosto de 1521, con la captura y sometimiento del último Tlatoani o Emperador Azteca Cuauhtémoc “Águila que desciende veloz sobre su presa”; siguiendo con la conquista española a cargo de Hernán Cortés, que puso todo este poderoso y sanguinario imperio bajo el dominio del monarca español Carlos V; continuando con el Virreinato, en que dependimos durante casi tres siglos del imperio español que tuvo varios reyes. ¡En toda su existencia, México siempre fue un reinado, un imperio que nunca antes vivió un gobierno republicano, ni democrático ni federativo durante casi 500 años!
Fue durante la Guerra de Independencia, iniciada el 15 de septiembre de 1810 y terminada con la firma del Acta de Independencia firmada por el último virrey español Don Juan O´Donojú el 27 de septiembre de 1821, pasando por los principios fundamentales del Plan de Iguala conocido también como Plan de las Tres Garantías: Independencia, Religión, Unión, que tenía como parte fundamental el acuerdo entre insurgentes -comandados por Vicente Guerrero- y los ex imperialistas -comandados por Agustín de Iturbide- de que, al lograrse la Independencia de la Nueva España del Imperio Español, México seguiría siendo un reino, una monarquía como lo había sido durante toda su existencia.
Este compromiso fue el que le dio bases al Libertador de la nación mexicana, General Agustín de Iturbide, para que en unión de una buena parte de los consumadores de la independencia, diera el “madruguete”, apoyado por el Sargento Pío Marcha, que lo proclamaron Primer Emperador de México con el nombre de “Agustín 1°”. Y fue coronado como tal el 20 de julio de 1822, teniendo que abdicar el 19 de marzo de 1823, debido a que el grupo contrario le negó su reconocimiento, pues para esas fechas ya habían decidido seguir el modelo de gobierno de los Estados Unidos de América (USA) de tipo Presidencialista, Federativo, Republicano y Democrático, terminando de esta forma el Primer Imperio Mexicano.
El segundo Imperio Mexicano, estuvo encabezado por el Archiduque de Austria Fernando Maximiliano de Habsburgo y su esposa la Emperatriz Carlota Amalia, de Bélgica, que fueron engañados por un grupito de malos mexicanos que les ofrecieron este reino, que desde 1824 se erigió como República Democrática y que estaba gobernada por Benito Juárez, que tuvo a su favor la fuerza y la voluntad de los buenos mexicanos que, luego de una cruel guerra de Intervención Francesa, pudo terminar con este Segundo Imperio Mexicano cuando Maximiliano fue fusilado junto a Miguel Miramón y Tomás Mejía, el 19 de junio de 1867, en el Cerro de las Campanas de la Ciudad de Querétaro y se restableció la patria, fortalecida y respetada por todo el resto de la humanidad, bajo el apotegma juarista: “Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno, es la paz”.

Compartir:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.