• Spotify
  • Mapa Covid19

Inmuno-Corona Sugerencias

Pandemia justificante

Dr. Jorge Alberto Rincón Acebo Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

La pandemia sirve de justificante para las pérdidas.
El Fondo Monetario Internacional ofreció créditos para adquirir vacunas, ventiladores, antivirales, armar salas Covid, pagar sueldos y material médico.
México no los aceptó, evitando incrementar el pago de intereses -que continúan creciendo- haciendo visibles, en las épocas de mayor ingreso petrolero: 1976 -1980 y 2000-2012. El superávit económico se dilapidó adquiriéndose deuda, justificándola para tener crecimiento económico.
El hospital del IMSS en Tuxtla, posee similar capacidad a 1980, con derecho habientes incrementados acorde a la población afiliada.
México sortea Covid y caos en sus infinitas manifestaciones.
Tenemos vacunas para el Covid, sin adquirir deuda.
El peso no se ha devaluado.
La gasolina no se ha incrementado, como en Europa y EUA.
Desde finales de siglo XX se conoce el exceso de gastos en guerras de sometimiento, realizados por EUA y a principios de siglo, por la Unión Europea. El Covid no ha paralizado la economía y esta debe basarse en mantener la salud, definida como el equilibrio biopsicosocial y conservación de la biosfera. Alterándola sucedió el salto viral de la zoonosis SARS Cov2 – Covid 19, agravada por el stress inmunitario, desencadenante del daño vascular.
Evitando el stress destructor del sistema inmunitario, la economía se irá a banca rota mundial si consumes lo innecesario. Decaerá tu inmunidad celular y humoral. En cambio, si impides hacerlo, evita el caos económico.
Te preservarás ajustándote a lo básico. Emulando a Francisco de Asís, demostrarás la fuerza de uno amplificada en sociedad: evita pagar lo innecesario.
¡En ti está evitar el caos alimentario!
Las vacunas no las pagas: México te las otorga. Desde el 27 de junio hay vacunas para niños de 5 a 11 años.
No hay justificación para evitar vacunarte.
31 millones de mexicanos de 15 a 29 años (20.2 millones de 20 a 29 años y 10.8 millones son adolescentes de 15 a 19 años).

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.