• Spotify
  • Mapa Covid19

La crónica hablará por Chiapas

La participación chiapaneca durante la Intervención Francesa: El batallón Chiapas

Marco A. Orozco Zuarth cronistasdechiapas@hotmail.com

(Tercera y última parte)
La derrota y la defensa de la capital
El 10 de mayo de 1863, el gobierno nacional informa la derrota del Ejército del Centro en San Lorenzo.
El 20 de mayo de 1863, el Presidente Juárez informó a la nación la caída de Puebla y anunció la defensa de la capital de la república y la resistencia en todo el país.
El Estado de Chiapas acató inmediatamente ese llamado y el 12 de septiembre de 1863, la ciudad de Chiapa declaró que no acepta ningún poder extraño y acuerdan sostener con armas en la mano la soberanía e independencia nacional.
El papel del Batallón Chiapas
Los servicios prestados a la patria por el batallón “Chiapas” en esta ocasión, fueron muy importantes, como podemos ver en el mensaje que el general don Jesús González Ortega dirigió al Ministro de la guerra, y es el siguiente: “Permítame Ud. Señor Ministro hacer ante el Supremo Gobierno aunque parezca inoportuno este lugar, una mención muy especial y altamente honorario tan pobre y lejano Estado de Chiapas, cuanto –amante de la independencia y glorias de México y su digno gobernador fue de los que más se distinguieron en los servicios prestados al Ejército de Oriente”.
Al Batallón Chiapas cupo el honor de dar guardia al cadáver del general Zaragoza durante los días 8 y 9 de septiembre después de su muerte, hasta conducirlo a la Ciudad de México en donde sus restos recibieron sepultura en el panteón de San Fernando; habiendo tomado parte asimismo en la defensa de la ciudad de Puebla durante los 63 días que dicha ciudad estuvo sitiada en 1863 hasta caer en poder del enemigo, cayendo también prisionero el comandante del Batallón C. José Pantaleón Domínguez, comandante Juan Guerrero, pagador Miguel Flores, segundo ayudante Zacarías Avendaño, capitán Crescencio Rosas, Juan Francisco Arellano, Adolfo Faugier, Vicente López, Manuel Utrilla; tenientes Félix Monterrosa, Manuel Villa, Waldo Salazar, Benito Solís, Dionisio Martínez y José Peralta; subtenientes Saturnino Aguilar, Nicolás Rincón, Pedro Corzo, Juan de Dios Bolaños, Tomás Jiménez, Mariano Aguilar, Domingo Monclineda, José López, Indalecio Roble, Abraham Aguilar y Anastasio Pérez, quienes lograron escapar del enemigo cuando eran conducidos camino a Veracruz– para ser deportados a la Martinica, a excepción de Francisco Arellano que fue fusilado antes de llegar a Orizaba, porque al ser maltratado por el jefe de la escolta que los conducía, le dio de bofetadas.
Cabe destacar que a propuesta de Ignacio Zaragoza, José Pantaleón Domínguez fue ascendido al grado de Teniente Coronel el 12 de septiembre de 1862. Años después llegaría a ser Gobernador de Chiapas con el apoyo de Porfirio Díaz, a quien conoció en esa gesta.
Chiapas mantuvo la lucha hasta el final
Chiapas estuvo al pie del cañón, combatiendo a los imperialistas y nunca dejó que el sur cayera en manos extranjeras. Finalmente, el 27 de septiembre de 1866, Pantaleón Domínguez informó haber derrotado al enemigo, compuesto de 1,500 franceses y conservadores en Juchitán, Oaxaca. Con ello se pone fin a la presencia del imperialismo en el sur y se inicia su derrota en todo el país.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.