• Spotify
  • Mapa Covid19

La crónica hablará por Chiapas

Actividad física, mejora estratégica de la salud

Lilia Ma. Calderón/Las Margaritas, Chiapas lcalderon2009@hotmail.com

El ser humano está expuesto a perder su salud por factores exógenos y endógenos causados por agentes patógenos, medio ambiente y factores hereditarios, así como también hábitos y conductas sedentarias en la vida laboral, cada vez más automatizada por la tecnología. Estas últimas, producto de las comodidades generadas por el progreso económico que redunda en avances tecnológicos, como los medios de locomoción mecánicos, la televisión y la computación, entre otros, lo que hace que la población en general realice un mínimo de esfuerzo físico en su vida diaria.
Existe evidencia acerca de la importancia de la actividad física como un aspecto estratégico para la mejora y el mantenimiento de la salud física, psicológica y social del hombre; aunque la mayor parte de las personas realizan la actividad física fuera del campo del trabajo -como en centros fitness o gimnasios- debido al gran número de horas al día que se dedica a las actividades laborales, es común que la mayoría de los sujetos argumenten la falta de tiempo para realizar la actividad física.
La actividad física incide positivamente en la disminución del riesgo cardiovascular, el cáncer de colon, la depresión y la ansiedad; y es eficaz para reducir el sobrepeso, obtener grandes mejoras en la condición física, influyendo en el mantenimiento y la mejora de la salud. La práctica de dicha actividad, no siempre está ligada a los beneficios físicos y aspectos de salud como los mencionados anteriormente; también se comprueba que la práctica de actividades físico deportivas, está asociada con un menor grado de dolencias somáticas y con beneficios psicológicos y mentales.
Existen diversos estudios que demuestran los beneficios psicológicos del entrenamiento físico, demostrando que la condición física se relaciona positivamente con la auto-percepción general de la salud, que mejora los estados de ánimo positivos y la autoestima; y disminuye los sentimientos negativos, como la ansiedad y el estrés percibido. Los beneficios psicológicos de la actividad física enfatizan la dimensión del bienestar psicológico, de acuerdo al constructo ligado a las dimensiones positivas de la salud psíquica. Estos beneficios psicológicos se miden principalmente relacionados con el autoconcepto.
Los beneficios psicológicos que otorga la realización de la actividad física regular son innumerables. Por ejemplo: la sensación de bienestar corporal, el aumento de la capacidad de sentir placer hedonista y lúdico; disminución de la agresividad y la sensación de fatiga; así como mayor interacción social, la distracción o alejamiento de la atención del individuo de ansiedades de origen cognitivo, liberándose de las mismas, así como la sensación de manejar el afrontamiento del estrés.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.