• Spotify
  • Mapa Covid19

La crónica hablará por Chiapas

Fundación de Copoya
(Fragmento)

Marco A. Orozco Zuarth cronistasdechiapas@hotmail.com

Recordamos al maestro José Luis Castro Aguilar, con un fragmento de esta crónica.

Lugar histórico de la Memorable Batalla del 21 de mayo de 1835, librada entre federalistas y centralistas en “Las Trancas de Copoya”.
El jueves 21 de mayo de 1835, aparece por primera vez el nombre de Copoya en un parte militar, en que se señala que el federalista Joaquín Miguel Gutiérrez se había replegado y fortificado en la hacienda ganadera de Copoya, en el lugar conocido como “Las Trancas de Copoya” (hoy “Monumento a la Familia Zoque”), sito en el cerro del mismo nombre, para reponerse de la derrota que había sufrido en la plaza de San Cristóbal y poder enfrentarse a las fuerzas del gobierno en la ciudad de Tuxtla. Al respecto, el historiador Manuel B. Trens, en su Historia de Chiapas, p. 325, nos dice: “Listas ya las tropas de (general) Gil Pérez para atacar a (Joaquín Miguel) Gutiérrez, el día 21 de mayo (de 1835) se efectúo el combate en las Trancas de Copoya, donde fueron derrotadas las fuerzas federalistas después de una hora de encarnizada lucha. En esta acción de armas tomaron participación la compañía de cazadores del Activo de Oaxaca, al mando del teniente coronel Zárate, Payán y Medrano, parte del batallón permanente de Abasolo, al mando del capitán Luis Vidal, varios piquetes de los batallones Activos de Chiapas, encabezados por el teniente coronel Francisco Flores y la reserva que mandaba don Ignacio Barberena”. Horas después, las fuerzas militares regresan a su Cuartel General en San Cristóbal Las Casas.
El 5 de julio de 1835 regresa a la ciudad de Tuxtla don Joaquín Miguel Gutiérrez y fuerzas a su mando. El 16 de agosto de 1835, por disposición del Ayuntamiento tuxtleco, se mandan a sacrificar varias reses de la hacienda de Copoya para festejar el regreso como gobernador del estado de Chiapas de don Joaquín Miguel Gutiérrez. Tiempo después, el 8 de junio de 1838, el coronel Ignacio Barberena, comandante militar de la Plaza de Tuxtla, se posesiona del cerro de Copoya y de aquí parte para ir a atacar directamente a las fuerzas del capitán Joaquín Miguel Gutiérrez que se hallaban en la ciudad de Tuxtla (hoy de Gutiérrez). Después de un sangriento enfrentamiento, entre las fuerzas federalistas y centralistas, Joaquín Miguel Gutiérrez cae muerto, víctima de las balas del gobierno centralista.
El lunes 3 de octubre de 1892, el Lic. Emilio Rabasa, gobernador constitucional del estado de Chiapas, promulga el decreto que erige en pueblo, con el nombre de Copoya, a la congregación de familias residentes en la meseta de Copoya, perteneciente a la antiquísima hacienda ganadera de Copoya, en la que existía una ermita dedicada a nuestra Señora del Rosario…

Compartir:

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.