• Spotify
  • Mapa Covid19

Miguel de Cervantes Saavedra en Bonares

Krzysztof Sliwa Barranquilla, Atlántico, Colombia

Municipio de la provincia de Huelva, Andalucía

El benemérito historiador Manuel Mora Ruiz, doctor por la Universidad de Huelva, alcalde de Lucena del Puerto y autor de los excelentes libros, a título de ejemplo: Lucena del Puerto. Historia patrimonio y tradiciones (Editorial Niebla, 2019); El emporio del carbón de Doñana (Siglos XVI-XVII) (Editorial Niebla, 2019); Familia y población en el condado de Niebla (1520-1860), (Diputación Provincial de Huelva, Servicio de Publicaciones, 2008), y en colaboración con Cinta Flórez Pérez, «Iniciativas de desarrollo local en la provincia de Huelva», Historia y territorio de la provincia en el siglo XX, n.º 5, 1994, 43-70), descubrió un nuevo documento, en las escrituras de Bonares del Archivo de Protocolos de Moguel, sobre la estancia del «Rey de la literatura española», totalmente dejado de lado en las biografías documentadas y noveladas del autor de El Quijote.
La primera noticia sobre Bonares, en la documentación cervantina, encontramos el 7 de julio de 1593 en Sevilla y trata de la comisión de Miguel de Oviedo, teniente de proveedor general de las Galeras y Armadas, al alguacil comisario Miguel de Cervantes Saavedra con el testimonio de las fianzas ante el escribano Juan de Neila, donde se mencionan «los lugares e villas reales de Jerena, de Almonte, el Puerto, Rosiana, Bonares, Niebla, Lucenilla, Vera [Beas], Hinojos, Bollullos, la villa de Manzanilla, la villa de Vicasena, la villa de Guevar, Castilleja del Campo, Alcalá de Guadaira, la villa de Paterna, la villa de la Palma, la villa de Villamanrique, la villa de Villarrasa [roto el papel], y en cualesquiera lugares y villas doce leguas a la redonda de Sevilla [roto el papel], saque y embargue el dicho trigo de cualesquier personas, así eclesiásticas como seglares, que lo tengan cogido, e lleve lo que no obieren menester para su sustento, y de las gentes de algunas casas para lo sembrar y para su acomodamiento» (K. Sliwa, Documentos…, 264-65).
La segunda prueba documental concerniente a Bonares, descubierta por el infatigable investigador Manuel Mora Ruiz, pone de relieve que Miguel, después de haber recogido el trigo en Niebla, el 27 de julio de 1593, vino al municipio bonariego, ubicado a orillas del Rio Tinto, conocido por el color rojizo de sus aguas, el 28 de julio de 1593 de acuerdo con la carta otorgada «por Pedro Alonso Coronel y Alonso Domínguez Borrero, vecinos y alcaldes ordinarios de Bonares, para recoger 30 fanegas de trigo puro, limpio y sin cebada para la provisión de las galeras de España… a razón de catorce realas la fanega. Los testigos fueron Juan Salvador, Antón Rodríguez, alguacil mayor, Juan de ¿Beas?, ante el escribano publico Cristóbal Martin de Villegas» (C. Domínguez, Nuevo documento inédito… 1).
No cabe duda que Cervantes no solo visitó la ermita Santa María Salomé, edificio de planta rectangular con cubierta a dos aguas, fundada en el siglo XVI y patrona del municipio, sino también disfrutó de la gastronomía de Bonares, example gratia, el asado en «colorao», cuya carne se adoba durante un día en un caldo con ajo o pimentón, la caldereta, los guisos de revoltillos, las vinagreras, platos hechos a base de espinacas silvestres, la «Tostá», pan tostado con aceite y ajo, junto con pescados, tales como bacalao o verdigones y las tortas de Pascua u hornazos, elaborados a base de almendra molida, azúcar, canela molida, harina, ralladura de limón, huevo y sementilla blanca, que representan el postre más emblemático de Bonares. Además, no hay que olvidar los sabrosos caracoles en «colorao», preparados con aceite de oliva, ajos, caracoles, hoja de laurel, migajón de pan, pimiento chile, pimienta negra, pimentón molido, taquitos de jamón y vino fino.
Finalmente, hay que recalcar que gracias al excelente alcalde Manuel Mora Ruiz, sabemos que los habitantes de Bonares tuvieron el gran honor de hospedar al autor de La Galatea y le felicito a nuestro ejemplar documentalista Manuel Mora Ruiz por su precioso hallazgo de la nueva perla documental para la biografía documentada del autor de las Ocho comedias y ocho entremeses nuevos, nunca representados, así como para la Historia de España, Andalucía, Huelva, y Bonares, testimonio que debería estar dado a la estampa, rectificando así los grandes desaciertos en las enciclopedias, libros de enseñanza y revistas electrónicas. ¡Enhorabuena!

«Laus in Excelsis Deo»,
Krzysztof Sliwa

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.