• Spotify
  • Mapa Covid19

Muerte del General Álvaro Obregón

Roque Gil Marín Vassallo
Comitán, Chiapas
Su carrera política. Se graduó de Profesor normalista en Álamos, trabajó como maestro de escuela y en forma simultánea se dedicaba a cultivar sus tierras en su Rancho llamado “La Chilla”. Por su arduo trabajo era ejemplo de prosperidad, que le dio a Álvaro una buena fama y popularidad, por lo que la elite social de Huatabampo -que era del aprecio del entonces Presidente de México, Gral. Porfirio Díaz Mori- lo postuló para presidente municipal y fue electo en 1911, pero al brotar la Revolución Mexicana se unió a Madero en el partido Anti-Reeleccionista, que al triunfar se tuvo que enfrentar con muchos enemigos que se rebelaron contra Madero y el 11 de agosto de 1912, con una tropa de 300 voluntarios sonorenses, el ya entonces Teniente Coronel Obregón derrotó a las tropas del General Pascual Orozco, en el pueblo de Ojitos, Chihuahua, lo que le hizo merecer el nombramiento de Comandante militar en Hermosillo, Sonora.
“El Manco de Celaya”. Carranza, como primer jefe del ejército constitucionalista, nombró a Obregón Comandante de la División del Norte y con este fue derrotando a los ejércitos enemigos desde Sonora, pasando por Coahuila, Sinaloa, Nayarit y Jalisco, hasta la Ciudad de México, logrando la renuncia de Huerta, que dejó como Presidente Interino a Francisco Carvajal, quien mediante un Tratado de Paz firmado con Obregón en el pueblo de Teoloyucan, Méx., el 14 de julio de 1914, evitó la toma de la Ciudad de México.
“Nadie aguanta un cañonazo de 50 mil duros”. Quiso lanzar su candidatura para Presidente de México pero Carranza no lo apoyó, por lo que se fue al norte del país, desde donde lanzó su Plan de Agua Prieta para derrocar a Carranza, que al ser rodeado por sus enemigos emprendió la huida por ferrocarril y al llegar al pueblo de Tlaxcalantongo fue asesinado la noche del 21 de mayo de 1920, quedando como presidente interino Adolfo de la Huerta que convocó a elecciones, las que Obregón ganó y fue presidente de México de 1920 a 1924.
Siendo Presidente, le informaron a Obregón que existía una gran corrupción en las aduanas del norte del país y, aludiendo a su investidura militar, contestó muy enfático: “Nadie aguanta un cañonazo de 50 mil duros” (pesos). Al terminar su período gubernamental, impuso a Plutarco Elías Calles como su sucesor y cuando llegó el momento que Calles debía de entregar el poder, Obregón, olvidando sus principios revolucionarios que lo llevaron a la gloria y el heroísmo, se volvió a postular para otro período de 1928 a 1932 y ganó ventajosamente las elecciones del 1 de julio de 1928. Para festejar su triunfo, los diputados federales del estado de Guanajuato le prepararon un banquete que se hizo el 17 de julio de 1928 en el restaurante llamado “La Bombilla” en San Ángel, D.F., donde un fanático católico llamado José de León Toral, en complicidad con la famosa “Madre Conchita”, planearon matarlo y en un descuido de la guardia León Toral mató de varias puñaladas al electo presidente Álvaro Obregón.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.