• Spotify
  • Mapa Covid19

Natalicio de Doroteo Arango “Pancho Villa”

Roque Gil Marín Vassallo
Comitán, Chiapas
Muy verás, el tenor de aquel corrido que le dedicaron, cuando dice: “En Durango comenzó su carrera de bandido, y en cada golpe que daba se hacía el desentendido”, sobre este personaje multifacético y controversial que es uno de los pilares más sólidos de la primera revolución socialista del Siglo XX: La Revolución Mexicana, cuyo inicio se adelantó por 7 años a la Rusa de octubre del 17.
Doroteo nació el 5 de junio de 1877 (aunque otros dicen que en 1878), en un Rancho llamado “La Coyotada” del municipio de San Juan del Río, en el Centro-Norte estado de Durango, siendo sus Padres don Augusto Arango y doña Micaela Arámbula, ambos campesinos muy pobres que eran jornaleros en dicho rancho.
Al morir su padre, Doroteo se hizo cargo de su familia y se fue a trabajar como arriero en la finca denominada “El Gorgojito”, donde llevó a su familia a vivir y, un cierto día de 1894 cuando regresaba de sus labores, sorprendió al dueño de esta finca: Agustín López Negrete, que estaba mancillando a su hermana menor, de nombre Martina. Sin medir circunstancias, agarró la pistola del mismo hacendado y le dio de tiros dejándolo mal herido, teniendo que huir hacia la montaña, donde se encontró con una de tantas bandas de maleantes a las que se unió para salvar su vida, a la que le habían puesto precio.
Fue tan astuto para evadir a la justicia, que sus secuaces lo calificaron con el apodo de “El Coyote” y con este apodo se le reconoció como “El Jefe Coyote” de la banda de roba-vacas y cuatreros más famosa en el norte del país entre los estados de Durango, Zacatecas y Chihuahua, que vendían el ganado robado a rancheros de los Estados Unidos.
Fue para esto -poder vender lo que robaba- que se tuvo que cambiar de nombre, adoptando el que le aconsejó un sacerdote católico que le contó parte de la vida de San Francisco de Asís y que dejó a Doroteo muy impresionado. Combinó este nombre con el del Santuario de la Virgen de Guadalupe La Villa, y surgió su nombre nuevo como Pancho Villa.
En 1909, el entonces gobernador de Chihuahua, don Abraham González, supo de la fama de Pancho Villa y lo citó en una hacienda, donde lo convenció para que participara en el inicio de la Revolución Mexicana a partir del 20 de noviembre de 1910 y le proporcionó armas, municiones, equipos de combate y Pancho consiguió caballos y gente con la que se levantó en armas en esa fecha, en el pueblo de San Andrés, Chihuahua, iniciándose en la carrera de las armas con el grado de Coronel que le dio el Gobernador González.
El nombre de “El Centauro del Norte” se lo ganó a pulso, pues cuando cabalgaba a todo galope sobre su famoso caballo “7 Leguas”, levantaba una inmensa nube de polvo que, al ir corriendo, solo se miraba la cabeza de Pancho y las patas de su caballo, como si fuera un Centauro en plena carrera.
Durante la Revolución tomó por las armas, a favor de Madero, las ciudades de: Ciudad Juárez, donde se firmó el Pacto de Ciudad Juárez en que Porfirio Díaz anunció su renuncia el 21 de mayo de 1911; luego tomó Torreón, Chihuahua, Ojinaga y Zacatecas, esta última se dio el 23 de junio de 1914 y sirvió para derrocar a Victoriano Huerta, para luego, el 24 de noviembre del mismo año, entrar triunfal a la Ciudad de México junto con sus tropas y las del General Emiliano Zapata que tomaron el Palacio Nacional, haciendo huir a Venustiano Carranza que se fue a Veracruz.
En Celaya, León y Aguascalientes, Villa es derrotado por Álvaro Obregón y huye al norte del país, pero Carranza vuelve a tomar posesión de la Presidencia y vuelve a nombrar a Villa como Comandante de la División del Norte, cargo que ya le había dado antes Madero.
Con la muerte de Carranza, el nuevo presidente, Adolfo de la Huerta, confirma este nombramiento pero Villa renuncia al mismo y se retira a la vida civil como comerciante. Cambió el caballo por el automóvil y, el 20 de julio de 1923, Villa y sus auxiliares son emboscados a las afueras de la ciudad de Hidalgo del Parral, en el norteño estado de Chihuahua, siendo asesinado cobardemente este valiente mexicano. Nunca se supo quién ordenó este asesinato, pero se dijo que había sido Álvaro Obregón. Salud. ¡Viva México!

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.