• Spotify
  • Mapa Covid19

Papel, tinta y verso…

Enrique Flores Amastal Ciudad de México

Despedirme de la aurora

Voy a dejar de pensar en ti
a despedirme de la aurora
besar tus labios antes de partir
porque el sendero es largo
y tú eres la energía para vivir.
El tiempo es ilusión óptica
sabemos que existe, pero nadie lo ve
solo el semblante cambia
así me asumo como el reloj del tiempo.
El pensamiento es una ilusión,
vence distancias,
pero no puede traerte
como eres ahora.
Me trae la imagen que guardo en la memoria
ese rostro tuyo con sonrisa infantil.

Vivir la ciudad
Vivir la ciudad, calle Moneda
a la una de la mañana
lozas mojadas por la lluvia
esperando el ultimo camión
que me lleve a mi morada.
Zócalo de mi país
con sus edificios centenarios
su Catedral Metropolitana,
Palacio Nacional,
ciudad que no duerme,
muy cerca de ahí San Juan de Letrán
y su torre Latinoamericana,
Garibaldi y sus mariachis.
La ciudad amanece con música,
centro mágico, Tenochtitlan duerme,
duerme bajo Catedral, dos pirámides
y el juego de pelota.
Los antiguos dioses
visten nuevos ropajes, presentes,
siempre presentes.
Ahí a un costado de Palacio,
con los libros bajo el brazo
sueño con un nuevo amanecer.

Enrique Flores Amastal

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.