• Spotify
  • Mapa Covid19

Todo México

Miguel Ángel Maldonado
“El Chiapaneco”
Ciudad de México


¿Itatí Cantoral es la ideal para revivir a Lupe Vélez en la pantalla grande?
¡Aló, amigos! Pero por supuesto que soy gran admirador de Itati Cantoral y como lo reafirmo una vez más: la admiro por su gran talento histriónico en el Teatro, no en las telenovelas. Es una grande es los escenarios. Pero enterarme que será la protagonista de la película biográfica de Lupe Vélez me dejó mudo. No conozco el trabajo de este director mexicano llamado Roberto Fiesco, pero estoy en dudas si Itatí de 48 años nos cautivará con este protagónico por el monstruo mitológico que significa Lupe Vélez y otros detalles que aquí menciono. Lupe fue una vedette potosina, que luego de triunfar en la ciudad de México se convirtió en la segunda mujer que se encumbró a lo grande en el Hollywood de los años 20, después de Dolores del Río. Lupe es parte de la historia de la babilonia hollywoodense por su belleza, talento, celebridad, se codeó con lo más grande de EUA, fue una dinamita, cautivadora, sensual, tuvo a los hombres que quiso, se llenó de fama y fortuna adelantándose a su época. Qué María Félix ni que nada. Una de las grandes divas de la Meca del Cine y Mundial. Terminó suicidándose a los 36 años en 1944. Es un mito y leyenda mundial. Itatí no tiene la edad para representarla y mucho menos en su etapa más joven, ni el parecido físico. Salma Hayek hace tiempo había comentado que proyectaba filmar la vida de Lupe, pero como productora y algo atinado que yo escuché fue que para elegir a su protagonista habría que realizar un casting más amplio y más universal. ¿Será que el director de este nuevo proyecto se quedó corto con el casting?


¡’La mujer que nació tres veces’, biografía novelada de Sandra Frid sobre Nahui Olin!
La escritora Sandra Frid no deja de impresionarme y ahora lo volvió a conseguir con la biografía novelada ‘La mujer que nació tres veces’, sobre Carmen Mondragón, mejor conocida como Nahui Olin, la Pintora, Poeta y la musa más excéntrica de Diego Rivera. Esta novela fue publicada a finales de 2019, pero por motivos de la pandemia era uno de mis pendientes. Supe de la existencia de Nahui en 1994 gracias a la biografía no-novelada de Adriana Malvido, otra de mis escritoras favoritas. Aunque Malvido fue la primera en rescatarla dejó eslabones perdidos, hizo un gran trabajo de investigación, pues solo un círculo cerrado de intelectualidad sabía de su existencia y su documentación es valiosa. Volviendo a Sandra Frid, me impresionó cómo pudo reconstruir a Nahui Olin recurriendo a la ficción sin caer en los errores de la época. Cuidó los detalles del marco histórico como si fuera una directora de arte para cine. En sus letras conocemos la cuna de Nahui en su villa de Tacubaya, dentro de una familia aristócrata privilegiada durante el porfiriato y educada a la francesa. Es la consentida de su padre, el General Mondragón, un científico del armisticio y consentido de Porfirio Díaz. Nahui va convirtiéndose en una joven caprichosa, rubia, de ojos enormes y verdes, y su boda en la iglesia del Buen Tono con Rodríguez Lozano, en plena revolución mexicana. En París recorre lo último de la Belle Époque en la bohemia por Beteau-Lovoir y Au Lapin en Montmartre, y en Montparnase con Diego Rivera, Picasso y Jean Charlot. Nahui, adelantada a su época, en su retorno a México se desnuda cual venus para fotógrafos y pintores, el sexo lo disfruta a morir con sus distintas parejas, se da a la calle, se asfixia buscando la libertad. Nahui muere en 1978 a los 84 años, México es otro, el porfiriato, la revolución y el muralismo quedaron en la historia. Tacubaya es una colonia venida a menos y fraccionada, pero ella vuelve a renacer para no morir jamás. Ahí en los murales quedó plasmada, observando con sus enormes ojos como lo hace desde el mural de la fachada del Teatro de los Insurgentes, viendo la vida pasar. Felicidades a Sandra Frid por contribuir a este rescate histórico con estas casi 250 páginas bajo del sello de Editorial Planeta.


¡El Pintor-Escultor Noé Katz, de la Colonia Condesa hasta el Japón!
Noé Katz nació en 1953, todo un condichi, como suelen llamarles a los vecinos de la colonia Condesa. En esta segunda y última entrega, me platicó que su infancia la disfrutó bajo las arboledas del parque México. Asistió al Nuevo Colegio Israelita durante la primaria por el rumbo del Toreo de 4 Caminos y para la secundaria ingresó al Tarbut en Polanco, que era más cercana a la instrucción cultural. “Como te decía, en casa no éramos judíos religiosos. Hablo hebreo, yiddish e italiano y no vivíamos apartados como en ghetto. Mis padres nos educaron a ser incluyentes como se dice ahora, y mis amigos de infancia y adolescencia eran católicos, de distintas religiones, razas, clases sociales, como somos los mexicanos”. Aunque la profesión del padre de Noé Katz era pulidor y valuador de diamantes y joyas, lo dejó elegir su camino. Fue alumno de la Prepa 4 por el rumbo de Observatorio a finales de los 60, convivió con los porros y en los 70 ingresó a la facultad de Biología en la UNAM, pero a los dos años se retiró, su camino era otro, pues ya desde los 17 años pintaba y dibujada. Tomó cursos de guitarra clásica en la Sala Chopin, se involucró en la vida de la Zona Rosa en el café Tolouse Lautrec, convivía con Alejandro Jodorowsky, Ofelia Medina, Carlos Santana, Mick Jagger y fue vecino de Bob Dylan en San Francisco: “Pero fui fresa, nunca fumé, no era asiduo a las discotecas, no tomo, ni fui hippi, pero sí muy inquieto”. En los 80 tomó unos cursos de Diseño Gráfico en la EDA del INBA durante 3 años, y trabajaba como diseñador en distintas editoriales para libros y revistas. Luego 80 ganó una beca para estudiar en Florencia en el Instituto de las Bellas Artes y por falta de recursos vivió en un anexo pequeño de una importante galería, lo cual resultó favorable para su acervo. Katz regresó a México con mucha madurez como Pintor-Escultor, se casó a principios de los 90 con Yojovet Olegnowicz, mexicana de religión judía y son padres de tres hijos ya profesionistas: Guilard, Aryeh y Naomi. Su Arte es muy valorado, las puertas del Museo de Arte Moderno de Japón son de su autoría, así como murales en distintos edificios en la Ciudad de México en Polanco. Noé Katz es de nuestros actuales artistas figurativos abstractos reconocidos en el exterior y ahora comparte su vida entre México y Carolina del Norte.


¡Los tiempos de Anette Cuburu, Daniel Bisogno y la revista TVNotas!
La verdad que no me cayó bien la idea que Anette Cuburu ya no sea parte del elenco de conductoras del matutino Venga la Alegría, después de 5 años de su presencia. Anette no solo es bella y talentosa, además que se sabe su oficio con más de 25 años de trayectoria. Ella llena la pantalla, es agradable, el público la quiere, es una señora linda sin escándalos. Vaya, tiene esos atributos aspiracionales. Digo, lo personal me lo reservo, la conozco, es mi amiga, es una buena mujer echada para delante! Espero TVAzteca nos traiga de regreso en breve. Y bueno, enterarme que Daniel Bisogno dejó la sala de terapia intensiva es un avance, pues enterarnos por Pati Chapoy que fue internado por un cuadro hepático y sangrado de várices en el esófago no es cualquier cosa, sobre todo a sus 50 años. Estos momentos -toquemos madera- a cualquiera nos puede sorprender, así que deseo pronta recuperación para Bisogno, que regrese a su sitio y le baje rayitas a la chamba y al estrés. Y bueno, los ciclos se cierran y se abren otros, pues la revista TVNotas que fue fundada en 1994 por su amo y señor Carlos Flores con la dirección de Matilde Obregón llegó a su fin. Obregón dejó el proyecto en el año 2010, hace 13 años y todo el mundazo que desarrollaron para convertirla en una gran editorial tomó otro rumbo. Carlos Flores inició otros negocios y ahora la Editorial Notmusa junto con su revista TVNotas, fue comprada por el Empresario Oliver Fernández de 50 años, ex tenista, veracruzano y estaremos a la expectativa del rumbo que tomará TVNotas, la revista que tanta satisfacción me dio en viejos tiempos trabajando como reportero y jefe de información. ¡Esto es México!

Última hora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *